Menú Buscar
Las sanciones por mirar el teléfono móvil cuando se conduce van al alza / CG

La justicia estudia otro recurso contra las trabas de Colau a Cabify

El Tribunal Superior de Cataluña, que tumbó el primer decreto contra los VTC y ha recortado el segundo, admite el escrito de empresas asociadas a la plataforma

26.07.2019 00:00 h.
4 min

Luz verde al recurso de las empresas de VTC que trabajan para Cabify contra el reglamento metropolitano de explotación que aprobó Ada Colau en mayo. La sala de lo contencioso administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), que ya tumbó el primer decreto en 2018 y ha recortado el segundo, ha admitido a trámite un nuevo recurso contrario. El paso no presupone el resultado de la deliberación del ente judicial.

El escrito que pide suspender el cerrojazo a los VTC que impuso en mayo el Área Metropolitana de Barcelona (AMB) lo firman hasta nueve empresas, dos de ellas barcelonesas. Son Vector Ronda Teleport, que realizó un expediente de regulación de empleo (ERE) cuando el Govern impuso los 15 minutos de precontratación a Uber y Cabify en febrero, y Prestige and Limousine --en la que participa José María Goñi, uno de los exlíderes del sector taxi--. Asimismo, se incorporan al recurso Maxi Mobility Spain; Forever Tours Dreams; Inversiones Andalucía Alquiler de Vehículos Barcelona 2014; Inversiones Andalucía Alquiler de Vehículos Madrid 2014; Transfers Auto Andalucía Granada SL; Auto Andalucía Jaen Alquiler de Vehículos Tarragona y Arrendamientos de Vehículos con Conductor Barcelona SL.

"Es natural que lo admitan"

Fuentes cercanas al conflicto entre el sector del taxi y los VTC han indicado que es "natural" que el TSJC admita a trámite el recurso de las firmas asociadas a Cabify contra el reglamento metropolitano --que, entre otras condiciones, impone los 60 minutos de precontratación-- si cumple en tiempo y forma exigidos.

"Ello no presupone el resultado de la deliberación de la sala. Es más un golpe de efecto mediático que otra cosa", han valorado, recordando a la vez que la misma instancia judicial ya admitió y estimó parcialmente el recurso de Luxury VTC, una pequeña patronal de vehículos de alquiler con conductor. Esta organización consiguió que la justicia anulara la hora de precontratación y dos artículos más (el 3 y 4) de la norma. El resto del texto sigue en vigor.

Situación confusa

De hecho, el primer criterio de la sala tercera del TSJC sobre el muro impuesto por Ada Colau --que contó con el apoyo de PSC y CUP para aprobar el reglamento-- ha dejado una situación compleja en las calles de Barcelona. Cabify está acatando la norma por medio de una interpretación sui generis. La aplicación está disponible, aunque no muestra los coches libres, pues el reglamento impide la geolocalización de los mismos. Asimismo, respeta la plataforma la prohibición de circular captando en la calle y ha tenido que entregar al AMB un registro de conductores y horarios que hacen éstos.

Lo que no rige, por contra, es la precontratación de 60 minutos, algo que Cabify ya anunció en su recurso que la haría inviable si entraba en vigor. La aplicación admitió que los 15 minutos impuestos por el Gobierno autonómico para diferenciarlos del taxi ya le habían restado un volumen importante de usuarios, por lo que la hora de espera se antojaba como obstáculo demasiado elevado. Finalmente, un primer recurso de Luxury VTC la tumbó. Ahora el TSJC deliberará sobre el resto del texto.