Menú Buscar
Transperfect Barcelona intenta liderar un comité de empresa europeo / CG

Transperfect Barcelona propone una medida para protegerse de los fondos buitres

Negocia la creación de un comité de empresa europeo que represente los 26 centros del continente y limite los efectos laborales de la venta forzosa de la compañía

09.07.2017 12:13 h. Actualizado: 12.07.2017 09:16 h.
2 min

Transperfect Barcelona ha iniciado los trámites para constituir un comité de empresa europeo que aúne a los representantes sindicales de los 26 centros de la compañía en el continente. Una medida que tiene como objetivo limitar el impacto de la venta forzosa de la compañía a un fondo buitre.

Este es el escenario actual de una empresa que da ocupación a 500 personas en la capital catalana y a 4.000 a nivel mundial y se vio inmersa en un culebrón con un final pesimista. La decisión del juez de Delaware (EEUU) André Bouchard de vender la compañía para poner fin a un conflicto accionarial que enfrenta a los fundadores de la compañía, Phil Shawe y su ex mujer Elisabeth Elting.

Deslocalizaciones

Robert Pincus es el abogado que ha sido nombrado administrador judicial. Varios fondos de inversión especializados en adquirir activos problemáticos, los llamados buitres, analizan el libro de la empresa. Por ello, es muy probable que la crisis accionarial se salde con una venta en este sentido.

Implicaría la deslocalización de los 90 centros de Transprefect a nivel mundial. Entre ellos, los de Barcelona. Por ello los empleados de la filial se han movilizado. Intentan conseguir el marco más adecuado para impulsar el diálogo social a nivel europeo ante cualquier cambio organizativo que pueda producirse.

Protección sindical

De acuerdo con la normativa vigente, Barcelona pilotaría la nueva representación sindical. Debería ser informado con antelación de aquellos cambios o decisiones que vayan a afectar de manera relevante a los trabajadores del grupo en Europa. Traslados operativos, cierres de filiales o despidos colectivos, entre otros.

Fuentes de la plantilla catalana de Transperfect aseguran que no están dispuestos a ver cómo un juez de Delaware decide sobre su futuro laboral inmediato. Quieren responder desde Europa de manera “firme y homogénea” a las decisiones que se tomen desde EEUU.