Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Oficina de Caixabank/ EP

Las plantillas de Caixabank y Bankia se movilizan ante el anuncio de fusión

Los empleados de ambos bancos temen una oleada de despidos, al igual que ocurrió con Santander y Popular

3 min

A pesar de que Caixabank y Bankia aseguraron este jueves por la noche que las negociaciones entre ambas entidades se encuentran en fase preliminar, las cábalas de los diferentes departamentos financieros están muy definidas. Uno de los aspectos que ya se estudia, según ha podido saber Crónica Global, es el encaje de los empleados en el nuevo gigante. En este sentido, los trabajadores ya temen que haya una oleada de despidos, tal y como ocurrió con la fusión de Popular y Santander, y han iniciado su movilización. 

En este sentido, UGT ha indicado que se va a “volcar” para preservar el empleo de los trabajadores de Caixabank y Bankia ante la posible fusión. El sindicato ha mostrado su preocupación por la integración de ambas entidades.

Destrucción de empleo

“El proceso de concentración de entidades financieras no es nuevo en la última década y se ha visto acompañado de la destrucción de unos 100.000 empleos y una reducción de las redes de sucursales de más del 40%. Es por tanto el empleo: la coincidencia de sucursales y centros y centros de trabajo, el factor de preocupación en una fusión entre dos de las cinco primeras entidades por volumen de activos en nuestro país”, señalan desde el sindicato.

Cabe recordar que ambas entidades cuentan con un total de 51.536 trabajadores que se reparten en 35.589 empleados del Grupo Caixabank y 15.947 de Bankia. Según fuentes sindicales, el nuevo escenario no se plantea sencillo y narran que las negociaciones “no serán fáciles”.

Reestructuraciones

Caixabank realizó recientemente un ERE, al que se acogieron más de 2.000 personas. Bankia, por su parte, realizó una reestructuración, aunque menos agresiva, tras integrar a BMN dentro de su estructura. De las 2.000 bajas previstas, 1.587 fueron amortizaciones de puestos trabajo, frente a los 1.602 fijados anteriormente.

La opción que más fuerza cobra, según las fuentes consultadas por este medio, para realizar un ajuste en el personal del nuevo gigante bancario es volver a realizar un ERE en diferentes escalas.