Menú Buscar
Imagen del circuito temporal de motocross de Gas Gas-Torrot en Pals/ CG

Torrot-Gas Gas abrirá el primer circuito mundial de 'motocross' eléctrico en Barcelona

El fabricante catalán elige el Open Camp, en Montjuïc, para lanzar su primer espacio sostenible del motor

2 min

Torrot-Gas Gas abrirá el primer circuito de motocross eléctrico del mundo en Barcelona. El fabricante catalán de motocicletas estrenará en otoño un espacio dedicado al motor en el Open Camp, el parque temático del deporte que acaba de abrir sus puertas en la capital catalana. La atracción funcionará con motos eléctricas "reales", matiza la empresa, y estará dirigida a niños y adolescentes. 

"No tienen nada igual en el mundo", han confirmado a Crónica Global fuentes cercanas al proyecto. El circuito descansará sobre uno de los aparcamientos del Anillo Olímpico de Montjuïc, y el acceso estará incluido en la entrada al parque temático. 

"Lo han testado en la feria White Summer de Pals. Son motocicletas reales, pero 100% eléctricas. Ello significa que no hacen ruido ni contaminan, pero transmiten la sensación real del cross", han agregado las mismas fuentes. 

Novedades

La iniciativa del fabricante con sede en Vidreres (Girona) es parte del paquete de novedades que prepara Open Camp.

El operador ultima un acuerdo con la sede del Instituto Nacional de Educación Física de Cataluña (Inefc) para utilizar las instalaciones con el objetivo de ofrecer experiencias de voleibol, hockey y rugby a los visitantes. 

Además, prepara la instalaciones de simuladores de conducción de motocicletas Yamaha en la Torre Telefónica de la montaña barcelonesa. 

Piensan en Roma

El Open Camp abrió sus puertas el pasado 16 de junio en la capital catalana. El parque temático recaló en Barcelona tras sopesar ofertas de Sevilla y Madrid, entre otras ciudades. 

Precisamente, los gestores del parque piensan ahora en exportar el modelo a otros anillos olímpicos en desuso.

El que encaja mejor para abrir un espacio similar sería el complejo olímpico de Roma, que acogió los Juegos de verano en 1960.