Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
TE Connectivity, fabricante para el sector de la automoción, anuncia un ERE en Montcada / EP

TE Connectivity anuncia un ERE para 248 trabajadores en su planta de Montcada

La multinacional justifica el ajuste por la reorientación de la industria, mientras CCOO acusa al grupo de incumplir sus compromisos

3 min

La multinacional estadounidense TE Connectivity ha anunciado su plan de cerrar la planta de Montcada i Reixac (Barcelona), que emplea a 248 personas. El cierre de la instalación provocará el despido del 76% de la plantilla, mientras el resto será trasladada a otros centros de la compañía. La firma también prevé la clausura de una fábrica en Bioggio (Suiza), con 108 trabajadores.

El anuncio ha caído como un jarro de agua fría sobre la plantilla, que hace apenas un año afrontó otro ajuste de personal que causó la salida de 94 empleados. En un comunicado, CCOO ha recordado que aquel acuerdo preveía que no habría "nuevas reestructuraciones ni expedientes durante tres años, un compromiso que ahora la multinacional incumple de forma flagrante".

ERE para 248 trabajadores de TE Connectivity

De los 248 afectados por el ERE (expediente de regulación de empleo) de TE Connectivity, 243 personas trabajan directamente en producción y otras cinco en funciones corporativas. Los 76 empleados restantes seguirán en la compañía, aunque no desde las oficinas situadas en Montcada.

El sindicato pide al grupo que "reconsidere la decisión" y le avisa de que hará "todo lo que esté en sus manos" para garantizar la continuidad de la instalación. La organización acusa a la compañía de "aprovechar la situación actual para cerrar plantas y deslocalizar producciones a otros países sin ofrecer alternativas industriales ni de empleo".

Crisis de la automoción catalana

El fabricante de componentes para el sector de la automoción ha aclarado que el desmantelamiento será escalonado y culminará en marzo de 2022. Además, la empresa ha subrayado que seguirá activa en Cataluña, donde mantendrá a 76 trabajadores en "varios roles y funciones". "Los productos que alimentan las tendencias que están impulsando el futuro de la industria automovilística hacia sistemas de propulsión eléctrica, nuevos conceptos de movilidad y automóviles conectados al internet de las cosas no pueden producirse en las instalaciones de Montcada y Bioggio con las infraestructuras actuales", ha declarado la multinacional.

El cierre en Montcada agrava la sangría que vive la industria del motor en Cataluña. Al fin de la actividad de Nissan en la Zona Franca de Barcelona, deben sumarse los despidos en Acciona Facility Services y los conflictos vividos en Bosch, Saint-Gobain y Continental.