Menú Buscar

Talent Hub: los jóvenes piden voz y voto en el empresariado catalán

La organización de nuevo cuño quiere estar en las instituciones económicas para romper un mito generacional, que los ‘millenials’ serán los primeros en vivir peor que sus padres

Albert C Mikkelsen (i) y Albert Milian (d), las dos caras visibles del Talent Hub Institute / CG
07.12.2018 00:00 h.
6 min

Los jóvenes de menos de 35 años iniciaron su carrera profesional en los albores de la gran crisis del siglo XXI. La precariedad y el auge de la emprendeduría han sido dos máximas de una carrera profesional que en los millenials de mayor edad empiezan a consolidar. Ya no son los juniors de ninguna oficina y algunos están al frente de negocios con facturaciones envidiables, pero la asunción de responsabilidades en el plano laboral no ha tenido un reflejo en el institucional.

En pleno debate sobre cómo será la economía a 30 años vista por el impacto transformador de la digitalización, un grupo de barceloneses han dado un golpe sobre la mesa. Piden voz y voto en esta discusión a través de una entidad económica de nuevo cuño, Talent Hub Institute.

El equipo fundacional estaba formado por 15 personas, aunque actualmente han alcanzado el medio centenar. Su primer éxito ha sido firmar un acuerdo con Foment del Treball que les permitirá ganar presencia en la patronal. De entrada, participarán en la iniciativa Cataluña 2030 que promueve la organización presidida por Josep Sánchez Llibre. El diálogo entre agentes sociales y Administraciones Públicas que ha propuesto para hacer frente al reto económico marcado por la ONU.

Diálogo intergeneracional

Los impulsores de Talent Hub protestan por la “fuga de talentos y de capital humano” que ha propiciado la crisis. Así lo explica Albert Milian, la cara visible de la organización junto a Albert C. Mikkelsen. Aseguran que esta realidad les deja a los pies de los caballos ante una nueva recesión, por lo que se requiere un cambio. Y esta posición debe ir de la mano del “diálogo intergeneracional” entre los millenials y los empresarios senior.

Firma del acuerdo del Talent Hub Institute con Foment del Treball / FOMENT

Firma del acuerdo del Talent Hub Institute con Foment del Treball / FOMENT

“El problema es que cuando yo hablaba con mi abuelo cuando tenía 10 años nos entendíamos, en 2018 con mi padre no”, reconoce Milian. Los cambios que han existido en la mayoría de las rutinas de trabajo ya han hecho mella en este entendimiento entre dos generaciones distintas de empresarios.

Empresarios

Y es que los impulsores del Talent Hub conocen de primera mano el empresariado catalán. La mayoría vienen de familias que han impulsado sus propios negocios, conocidos o no en la ciudad, y la mayoría cuentan con experiencias en el sector de las start up. Se han formado en universidades de todo tipo --desde la Pompeu Fabra a la University of the Arts London, IQS o Esade-- y han entrado en contacto en el último año, ya que la idea de asociarse nació en enero.

La lista de impulsores incluye nombres como los emprendedores Pol Hortal (First Programs), Samantha López (RheoDx) o Anna Nicolau (Icaria Medical), así como profesionales más allá de las start ups como Borja Xercavins, Johnny Rosell o Elisabeth Vaamonde, entre otros. Ahora están en plena fase de crecimiento y tiene abiertas las puertas a nuevos socios. Para incorporarse, piden rellenar un formulario, una entrevista personal y la aceptación de la junta que se ha constituido junto con la organización.

Romper un mito generacional

También intentan romper con un mito generacional. “Nos han dicho que seremos la primera generación que heredaremos deudas, que nunca llevaremos la vida de nuestros padres y que nos olvidemos de querer cobrar una pensión”, relata Mikkelsen, “si no entramos en las instituciones e intentamos cambiarlo, no nos podremos quejar si se cumple”.

Esperan hacerlo con actuaciones también tangibles. Como impulsar una plataforma entre el mundo de a universidad y el empresariado catalán, un reto que no es precisamente novedoso pero que consideran que pueden asumir con mayores probabilidades de éxito por su perfil. Los jóvenes que buscan esta oportunidad laboral son ellos o sus allegados. Y, algo que no es menor en el mundo actual, usan los mismos códigos de comunicación.

Política a parte

Talent Hub Institute pide paso en las instituciones, pero sólo en el plano económico. Milian explica que por estatutos tienen prohibido “divulgar programas de partidos políticos”. Se reservan estos debates únicamente en las sesiones que pretenden mantener con “figuras relevantes de la sociedad civil”.

Organizar estas sesiones es otro de sus objetivos en el corto plazo. Podrán sacar partida del pacto con Foment del Treball para este fin.

¿Quiere hacer un comentario?