Menú Buscar
Sede de Acciona en Alcobendas, Madrid / WP

El Supremo da el carpetazo definitivo al 'caso ATLL'

El alto tribunal rechaza las alegaciones de las partes implicadas en el macrocontrato de las aguas catalanas adjudicado hace seis años

2 min

El Tribunal Supremo ha desestimado los últimos recursos de Acciona y Agbar pendientes de resolver en relación a la adjudicación de Aigües Ter-Llobregat (ATLL) y da por cerrada definitivamente la denominada guerra del agua en Cataluña.

Este era uno de los flecos procesales que quedaban por solventar tras la sentencia de la semana pasada que confirmó la anulación del macrocontrato de las aguas catalanas en alta adjudicado por la Generalitat a Acciona a finales de 2011 y judicializado desde poco después.

En manos de la Generalitat

El Supremo, en línea de lo indicado la semana pasada --que reiteraba lo recogido en 2015 por el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC)--, ha ratificado que los errores del proceso viciaron todo el contrato y ha considerado que no ha lugar a las alegaciones contempladas por Acciona y Agbar contra la citada decisión. Así lo argumenta el Tribunal Supremo en la sentencia 279/2018 dictada por la sección cuarta de la sala contencioso-administrativo con fecha de 21 de febrero, a la que ha tenido acceso Crónica Global.

De esta forma, se confirma que la gestión de ATLL volverá a manos de la administración autonómica. La Generalitat deberá decidir si abre o no una nueva licitación.

Lucro cesante de Acciona

Por otra parte, la anulación de la adjudicación abre la vía de un nuevo litigio por parte de la adjudicataria inicial, Acciona.

La multinacional de la familia Entrecanales luchará en los tribunales por recibir el lucro cesante de un contrato que ascendía a 1.000 millones de euros y por el que la empresa pagó unos 450 millones.