Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Portátil en zona de trabajo / PEXELS

El sector de la construcción se actualiza con la metodología BIM

Las nuevas tecnologías han entrado de lleno también en la construcción, y ya son indispensables para conseguir licitaciones públicas

4 min

En los últimos años, muchos sectores han vivido una “tercera revolución industrial” por los avances e innovaciones que han aportado las nuevas tecnologías. El sector de la construcción no ha sido de menos, y también se ha actualizado mediante la aplicación de nuevas técnicas fundamentadas TICs, una de ellas la metodología BIM.

Así pues, en este artículo vamos a explicarte en qué consiste esta metodología y todas las aportaciones que ha proporcionado al sector de la construcción.

¿Qué es la metodología BIM?

Building Information Modeling, (en castellano: Modelo de la Información para la Construcción) es, como dice la consultora especializada Espacio BIM -espaciobim.com-, una metodología de trabajo colaborativo para la concepción y gestión de proyectos de edificación y obra civil.

Uno de los principales propósitos de esta metodología es contemplar todos los aspectos que forman un proyecto arquitectónico, desde la idea inicial hasta el posible plan de derrumbamiento del edificio. Y esto los consiguen gracias a una catalogación conocida como las dimensiones BIM: 1D o idea; 2D o el boceto; 3D Coordinación; 4D o Planificación de obra (gestión de tiempos); 5D o Medición y presupuesto de obra (control de costes); 6D o Certificación energética (aspectos medioambientales); 7D o mantenimiento (revisión del buen estado de la estructura)

Aportaciones de BIM al sector de la construcción

Esta metodología ha conseguido actualizar el sector de la construcción gracias a las siguientes aportaciones.

●      Preservación de los datos: Unas de las principales aportaciones de BIM a la construcción consiste en su labor de digitalizar todos los datos e informaciones para que no se pierdan. Esto es algo importantísimo, ya que la pérdida de un documento importante puede suponer la paralización o el retraso de un proyecto. Para conseguir esta preservación, BIM ofrece herramientas como CDE, que es un espacio colaborativo situado en la nube y que sirve para aglutinar toda la información de una forma segura. Las normas y pautas para sacarle provecho a este espacio se agrupan en la ISO 19650.

●      Trabajo colaborativo: BIM también pretende fomentar el trabajo colaborativo dentro de los proyectos arquitectónicos. Es decir, BIM resalta la importancia de que todos los miembros de un proyecto tengan claro cuáles son los objetivos a cumplir, los plazos y tengan acceso a toda la información posible, para lograr un trabajo coordinado y por tanto más eficaz.

●      Lenguaje estandarizado: esta metodología cuenta con herramientas como la IFC o Industry Foundation Classes, que es un formato de datos que permite el intercambio de una forma segura. También, para conseguir esta interoperabilidad, BIM apuesta por crear un lenguaje estandarizado que facilite la comprensión del proyecto y sus posibles interpretaciones.

Además de todo esto, la metodología BIM ya es un requisito en las licitaciones públicas, por lo que, si eres un profesional del mundo de la construcción, es recomendable que obtengas algo de formación sobre esta materia.

Una posibilidad para adquirir una especialización profesional en BIM, es estudiar un máster BIM a distancia como el Máster BIM Manager Internacional de Espacio BIM. Si se quiere conocer otras alternativas del mercado y comparar, se puede hacer a través del explorador académico OTONAUTA -otonauta.com-.

--

Contenido patrocinado