Menú Buscar
Luca de Meo, presidente de Seat, y la torre Deutsche Bank donde se ubicará la nueva tienda emblema de la automovilística / FOTOMONTAJE DE CG

Seat situará su tienda emblema en la torre Deutsche Bank de Barcelona

Alquila los bajos del edificio que KKH Property Investors intentó convertir en hotel de lujo y chocó contra la moratoria de Colau

3 min

Seat ha anunciado este viernes que situará su establecimiento emblema, la llamada flagship store, en el número 109 de Paseo de Gràcia de Barcelona. Ha optado por alquilar a KKH Property Investors 2.600 metros cuadrados en la torre Deutsche Bank tras meses de búsqueda en los que valoraba otros espacios.

Apuesta por un “concepto único” que abrirá las puertas a finales de 2018 y actuará como “espacio multidisciplinar” de la automovilística. En un comunicado, indica que ocupará cuatro plantas donde se construirá un “espacio ágora que acogerá eventos culturales, exposiciones, conciertos, pop up stores [espacios de venta efímeros] y todo tipo de actos con los que fortalecer el vínculo de la marca con la ciudad”.

También se proyecta un “espacio gastronómico y otro de coworking”.

Apuesta de De Meo

Luca de Meo, presidente de Seat, es el principal impulsor del proyecto, su principal apuesta de marketing. “Somos una marca Created in Barcelona [creada en Barcelona], hemos crecido en y con la ciudad”, indica en la misma nota a los medios. Explica que se “convertirá en un lugar único que se integrará y tendrá un papel activo en la agenda cultural de la ciudad, además de una clara vocación internacional”.

“En este espacio se podrán experimentar nuevos formatos de venta, integrando la última tecnología para ofrecer una experiencia única tanto en términos de producto como de marca”, añade el vicepresidente comercial de la compañía, Wayne Griffiths. El directivo es también uno de los grandes impulsores de la iniciativa.

Impulso al edificio

KKH Property es el gran beneficiario de la operación. El fondo se hizo en 2013 por unos 90 millones de euros el edificio que había sido la sede de Cuatrecasas a las familias Reig, Arqué y Rivas. Josep Maria Ferré, fundador del vehículo de inversión, intentó en un primer momento convertir el edifico en un hotel de cinco estrellas. Pero el cambio en el Gobierno de Barcelona truncó su plan.

La propuesta a la que había dado luz verde Xavier Trias se estrelló con la moratoria hotelera de Ada Colau. Ferré decidió entonces rehabilitar el edifico y transformar las oficinas en pisos de lujo. Seat completa el plan al alquilar todo el espacio comercial disponible en la planta -1, la baja, la primera y la segunda del edificio. 

Destacadas en Business