Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La vicepresidenta Teresa Ribera / CHEMA MOYA - EFE

Ribera afirma que el Midcat podría empezar a operar en ocho meses con dinero europeo

El gasoducto de los Pirineos cuenta con el respaldo de la plana mayor del empresariado catalán pero lleva años paralizado por la falta de financiación

3 min

La ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha valorado positivamente la propuesta del canciller alemán, Olaf Scholz, de impulsar la construcción del gasoducto Midcat para aumentar el suministro desde Portugal y España hasta la zona central de Europa y así contrarrestar la dependencia de Rusia.

En una entrevista en el canal 24 Horas, la vicepresidenta tercera ha llegado a asegurar que la infraestructura, que ahora llega hasta el municipio gerundense de Hostalric, podría estar operativa en un plazo de ocho meses siempre y cuando se cofinancie a nivel europeo.

Ribera da su apoyo

Ribera ha apuntado que una mayor implicación de la Comisión y el Consejo europeos ayudarán a agilizar las inversiones y a cumplir los objetivos de interconexión a 2020 (10%) y 2030 (15%).

La ministra ha enfatizado que la integración de las políticas energéticas europeas tiene "grandes ventajas para todos y requiere una mayor y mejor coordinación de las infraestructuras".

Una estación de gas natural en imagen de archivo/ EUROPA PRESS
Una estación de gas natural en imagen de archivo/ EUROPA PRESS

Condiciones del Gobierno

"España ha mostrado siempre su disponibilidad y reivindicado una mayor interconexión", ha apostillado. Durante la celebración de las últimas jornadas anuales del Círculo de Economía, la Ribera ya dio su 'sí' al conducto aunque con dos condiciones.

Por un lado, la financiación compartida por los socios de la UE y, además, se estudiara su reconversión como vía de transporte de combustibles alternativos al gas natural a medio plazo.

Foment recoge el guante

Por su parte, el presidente de Foment del Treball, Josep Sánchez Llibre, ha celebrado el posicionamiento de los gobiernos español y alemán.

"El Gobierno no puede perder esta gran oportunidad de liderar las construcciones de las interconexiones gasísticas que se pueden financiar con fondos europeos entre Portugal, España y la zona norte de la Unión Europea", ha afirmado el líder de la patronal.

Proyecto paralizado

El proyecto Midcat lleva años paralizado por sus elevados costes y el bajo precio del suministro ruso. Aún restan por construir 226 kilómetros de tuberías desde Hostalric hasta la localidad francesa de Barbaira.

En la actualidad, solo dos gasoductos cruzan desde suelo español al otro lado de los Pirineos y suman una capacidad de apenas 8.000 millones de metros cúbicos anuales.