Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Construcción de nueva vivienda / EP

La reserva obligatoria a vivienda social lastra promociones y rehabilitaciones en Barcelona

Las cifras de la Ciudad Condal contrastan con la evolución positiva en el conjunto de la Comunidad Autónoma, con un incremento cercano al 18% en superficie visada

2 min

Los augurios sobre un posible impacto negativo de la nueva ley de Vivienda empiezan a tomar carta naturaleza, al menos en lo que se refiere a los mercados de nueva oferta y rehabilitación de Barcelona. Su negativa evolución contrasta con la positiva que muestran los datos generales, que afloran un incremento del 18% en superficie visada.

Las datos del Colegio de Arquitectos de Catalunya (COAC) señalan que el organismo ha visado proyectos de edificación de 2,378 millones de metros cuadrados en los seis primeros meses del año, números que incluso superan en un 2% a los registrados en los seis primeros meses de 2019, el año anterior a la irrupción de la pandemia.

Sin embargo, Barcelona comtempla descensos del 22,6% en la superficie visada, algo que el COAC atribuye en parte a los efectos de la nueva Ley, que obliga a que todo proyecto registrado tanto para nuevas promociones como para rehabilitación reserve un 30% para vivienda social. 

Un elemento que retrae a los promotores a la hora de abordar los nuevos proyectos, dado que condiciona las cifras económicas asociadas a los proyectos; no obstante, desde el organismo profesional también se admite que no se trata de la única causa a tener en cuenta.

Sin ir más lejos, la demarcación de Barcelona ha crecido un 16,5% en superficie visada, lo que se relaciona con el incremento de la edificación fuera del ámbito de la capital. 

En el resto de demarcaciones, la superficie visada subió un 45,4% en Tarragona; un 32,6% en Lleida; un 17,6% en Girona; un 4,84% en las Comarcas Centrales; mientras que en el Ebro descendió un 28,9%.