Menú Buscar
El consejero delegado de Repsol, Josu Jon Imaz / EP

Repsol reducirá más la exposición a Venezuela, donde estudia cambios en su actividad

La compañía espera elevar un 8% el Ebitda y cerca de un 9% el flujo de caja de operaciones en 2020

5 min

Repsol prolongará su estrategia de reducir su exposición a Venezuela e incluso no descarta llevar a cabo cambios en su actividad en este mercado debido a la complicada situación socioeconómica en la que se encuentra el país latinoamericano. El consejero delegado de la compañía, Josu Jon Imaz, ha recordado este jueves que esta exposición ya se ha recortado a 239 millones de euros (un 50% respecto a 2018) aunque asegura que “seremos capaces de reducirla más este año”.

Durante la conferencia con analistas para presentar los resultados de 2019, Imaz ha recalcado que en estos momentos el principal objetivo de Repsol en Venezuela es “proteger a todos sus trabajadores y garantizar su seguridad” y, desde el punto de vista financiero, “lograr un flujo de caja neutro”. El ejecutivo aseguró que Repsol explora cambios potenciales en su actividad en el país, aunque no especificó su contenido.

Cumple con EEUU

En su informe anual, la energética especifica el recorte de la exposición y, además, asegura que su actividad en el país cumple con todas las nuevas sanciones que EEUU ha impuesto al régimen de Venezuela en el último año.

En las últimas semanas se ha hablado de una posible sanción de EEUU a determinadas petroleras, entre las que estaba Repsol, por sus actividades en Venezuela, comentarios que se han avivado a raíz de la multa impuesta, en efecto, a la rusa Rosneft que, sin embargo, no ha tenido por ahora reflejo en ninguna otra corporación. Entre las amenazadas se encuentran algunas compañías estadounidenses.

"Repsol ha adoptado las medidas necesarias para continuar su actividad en Venezuela, incluyendo la recepción periódica de crudo en pago de deudas, con pleno respeto a la normativa internacional de sanciones y está haciendo un seguimiento constante de su evolución y, por tanto, de los eventuales efectos que pudieran tener sobre las señaladas actividades”, señala la compañía en el citado informe.

Un 8% más de Ebitda en 2020

Imaz recalcó que Repsol espera cerrar 2020 con un resultado bruto de explotación (Ebitda) de 7.800 millones de euros, un 8% por encima del logrado el pasado año y que el flujo de caja de operaciones se elevará cerca de un 9%. En concreto, la empresa prevé que su creciente negocio de renovables ya aporte unos 100 millones al Ebitda al cierre de 2020, cuando tiene previsto que todos los proyectos que actualmente tiene en desarrollo ya estén funcionando.

Precisamente, la positiva evolución de esta variable hace que Repsol se encuentre “muy cómodo con el actual dividendo”, aseguró Imaz, quien dijo que no descarta que la compañía lleve a cabo en el futuro nuevas recompras de acciones con su posterior amortización, como realizará próximamente con el fin de incrementar la remuneración al accionista.

Repsol se plantea continuar con las recompras siempre que no encuentre proyectos que le garanticen un retorno próximo al 10%, que es lo que la compañía busca en el sector de energías renovables. “Si no tenemos claro que vamos a obtener esa rentabilidad, preferimos tener el dinero con nosotros”, apuntó Imaz a preguntas de los analistas.

Seguirá en petróleo y gas

Repsol presentará el próximo 5 de mayo, coincidiendo con la publicación de sus resultados del primer trimestre, los detalles de su nuevo plan estratégico, que recogerá la base de la hoja de ruta que la empresa ha diseñado para alcanzar su objetivo de ser neutra en carbono en 2050, en linea con los compromisos del Acuerdo de París.

En este sentido, Imaz aseguró que Repsol no va a dejar de apostar por los negocios de petróleo y gas y que, incluso no descarta que amplíen su producción en determinados mercados que consideran clave para el negocio de upstream, como son Indonesia, México, Guyana, Alaska, Bolivia y Brasil. “Seguiremos en este negocio y lo haremos compatible con los objetivos marcados por París”.