Menú Buscar
Luis de Guindos, ministro de Economía en funciones, a su llegada a la reunión del Ecofin en Bruselas este martes.

Rajoy subirá los impuestos a las empresas para cumplir con Bruselas

El Gobierno se compromete con la Comisión Europea a crear un tipo mínimo en 2017 en los pagos a cuenta del Impuesto de Sociedades para recaudar 6.000 millones más

Redacción
2 min

El Gobierno en funciones de Mariano Rajoy ha propuesto a Bruselas la subida de los impuestos a las empresas para cumplir con el límite de déficit en los próximos ejercicios. El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha hecho público desde la capital belga el compromiso adquirido para establecer en 2017 un tipo mínimo de los pagos a cuenta del Impuesto de Sociedades, con el objetivo de recaudar en 6.000 millones de euros.

La propuesta aparece en el documento de alegaciones que el Ejecutivo español presentará este miércoles a la Comisión Europea en el marco del procedimiento de sanción del déficit excesivo. También figura un ahorro de 1.500 millones en 2017 por el pago de intereses de la deuda, así como una mejora de la recaudación prevista por la lucha contra el fraude fiscal que aún no se ha precisado.

Déficit por debajo del 3%

“Señalaremos el compromiso claro de España para reducir el déficit público por debajo del 3% en 2017 y la medida fundamental para ello será una modificación de los pagos a cuenta del Impuesto sobre Sociedades, estableciendo un tipo mínimo a partir de cierto umbral”, declaró De Guindos en un encuentro con los medios en Bruselas.

La situación política de España propicia que se trate de un compromiso del Gobierno en funciones que se deberá ratificar en la próxima legislatura, matizó De Guindos; aunque tras el anuncio del líder de Ciudadanos, Albert Rivera, de que ha iniciado conversaciones con Rajoy este martes la reedición del Ejecutivo está más cerca.

Sanción cero

En cuanto a la sanción, el ministro de Economía en funciones remarcó por enésima ocasión que la multa a España “será cero”. Mantuvo que sería una “paradoja importante” que la economía que “más crece y más crea empleo” se le impusiera una sanción que puede comprometer la recuperación.

Bruselas tiene 20 días para definir la penalización. Además de económica, implicará una limitación parcial en las ayudas comunitarias que llegarán a España a lo largo de los próximos años.