Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Economía

La quinta ola del Covid-19 también llega al Ibex

La bolsa española cierra la sesión con descensos del 2,4%, impulsados por hoteleras, aeorolíneas y la banca

5 min

Los retrocesos experimentados en los últimos días por el Ibex 35 hacían temer una catarsis que finalmente ha llegado este lunes, tras la triple hora bruja (vencimientos de futuros y opciones sobre acciones) del pasado viernes. El temor a los efectos de la quinta oleada del Covid-19 ha vuelto a golpear al sector del turismo y también a la banca, ante la incertidumbre de un reflejo en el ritmo de recuperación.

En este caso, el Ibex no ha hecho sino seguir el camino del resto de los principales indicadores europeos, que también han registrado descensos netamente superiores al 2%, impactados igualmente por una apertura netamente bajista de Wall Street, que no es ajeno a la actual situación.

Castigo acumulado

Sin embargo, en el caso del índice de la bolsa española bien pudiera decirse que llueve sobre mojado. Desde que se inició la crisis provocada por la pandemia, a la hora de discriminar por parte de los inversores siempre lleva la peor parte. Y en este movimiento de recogidas de velas ante los nuevos avances del coronavirus se ha vuelto a cumplir esta máxima.

Ya cerca de perder prácticamente todos los avances acumulados a lo largo del año, el Ibex ha caído arrastrado principalmente por los valores relacionados con el sector del turismo, que poco a poco ve como la temporada de verano no será tan bonita como se dibujaba hace apenas unas semanas, en las que incluso se hablaba de una cierta vuelta a la normalidad.

IAG y Aena

Pero lo que se percibe en el horizonte actual es un cóctel de mayores restricciones, cifras de incidencia al alza, cancelaciones de reservas desde el exterior… en una palabra, incertidumbre, mucha incertidumbre, el gran enemigo de la renta variable.

Con este panorama, no ha sido extraño ver a IAG a la cabeza de los descensos del índice selectivo, con una caída del 5,6%. Por su parte, Aena ha cedido un 4% mientras que Amadeus retrocede en torno al 3,5%.

Banca penalizada

Sin embargo, no ha sido el único sector que ha arrastrado al selectivo hacia sus mínimos desde marzo. En esta trayectoria negativa ha tenido mucho que ver el sector financiero, penalizado por la incertidumbre que pesa sobre el proceso de recuperación de la economía española, para la que la campaña turística era la gran esperanza junto a los fondos europeos.

Banco Sabadell y BBVA han cerrado con descensos superiores al 3,5%, mientras Santander se ha dejado más de un 3%. Los descensos de Caixabank y Bankinter superan el 2,5%.

El descenso del petróleo

En medio de este panorama negativo, Repsol se ha sumado a tan peculiar y siniestra fiesta, castigado por los descensos registrados por el precio del petróleo después de que los principales productores hayan acordado incrementar el bombeo ante la espiral alcista de la materia prima en las últimas semanas.

Los títulos de la compañía que preside Antonio Brufau han finalizado la jornada con descensos superiores al 4,5%.

Valores de referencia, a la baja

Valores de referencia del Ibex como Inditex e Iberdrola también se han visto contagiados por el pesimismo generalizado reinante en el mercado. El primero, el de mayor capitalización del indicador, ha corregido algo más de un 2% mientras que la eléctrica pierde en torno al punto y medio porcentual.

De la quema tan solo se han salvado Almirall, Pharma Mar y Siemens Gamesa, los únicos títulos que han logrado cerrar en positivo. Este último trata de reponerse del fuerte castigo que sufrió la pasada semana cuando comunicó al mercado que sus resultados serán inferiores a lo previsto. Las farmacéuticas han hecho valer su condición de valor refugio.