Menú Buscar

Pronovias ganó un 15% más en el último año de Palatchi

La firma ingresó 62,8 millones adicionales en 2016 y elevó la facturación del grupo hasta los 163,3, con un avance cercano al 8%

15.11.2017 00:00 h.
5 min
Soraya Sáenz de Santamaría con Alberto Palatchi en la sede de Pronovias.

Alberto Palatchi consiguió elevar los beneficios del grupo Pronovias el 15% en 2016, su último año como propietario y máximo gestor en solitario de la compañía. Ganó 62,84 millones de euros limpios, tal como indican los resultados consolidados de la firma nupcial al cierre del último ejercicio. Un curso en el que la facturación también evolucionó de forma positiva aunque más moderada. La cifra de negocio creció casi el 8%, hasta los 163,61 millones

El hecho de que los números correspondan al último ejercicio firmado en solitario por el fundador y único accionista de la compañía hasta el verano pasado es importante para la contabilidad de la firma. La familia incluía hasta entonces, en el resultado del grupo, la evolución de las dos sociedades de inversión de capital variable (sicav) que controla el directivo. 

Resultados de las sicav

Y los resultados de ambos vehículos no son precisamente baladíes. El patrimonio se elevaba a 448,3 millones a 31 de diciembre de 2016, cifra que se ha incrementado de forma considerable en los nueve primeros meses del ejercicio en curso. Ha llegado a los 535 millones repartidos en dos sociedades distintas, cantidad que no incluye los ingresos obtenidos con la venta de la mayoría de la firma nupcial. 

Palatchi traspasó en julio el 90% de la firma internacional de trajes de boda al gigante del capital riesgo BC Partners por 550 millones en efectivo. Poco después desvinculó sus sicav de la compañía, indican fuentes cercanas al grupo. 

La colocación de la mayoría de las acciones del grupo se cerró en el tercer trimestre del ejercicio en curso. El fundador de Pronovias se quedó con una participación minoritaria --del 10%-- y una silla en el consejo de administración en calidad de asesor del futuro presidente. 

Caja llena y poca deuda

Más allá del hachazo al activo que supuso separar las sicav de Palatchi de Pronovias, el grupo tampoco se podrá beneficiar de los resultados de estas mercantiles. Permitió apuntarse un resultado financiero positivo de 37,2 millones en 2016. 

Con todo, la caja de la compañía está bien nutrida. La tesorería asciende a los 66,3 millones, un 27% más que en el ejercicio precedente, y los inmuebles en propiedad alcanzan los 110,1 millones

A lo que se debe sumar una deuda muy baja. Soporta 13,4 millones a largo plazo y otros 2 millones a corto, cifras perfectamente manejables incluso con la propia liquidez del grupo, añaden los mismos interlocutores. 

Perspectivas positivas

Más allá de los movimientos derivados del cambio en la propiedad del grupo, las ventas de la compañía siguen por la senda positiva en el ejercicio en curso. 

El 90% se generan fuera de España, hecho que elimina cualquier efecto negativo sobre la facturación por el deterioro del consumo en el país. Como ocurre ahora con ciertos llamamientos a boicotear los vestidos de novia de la firma por las opciones políticas del fundador, que se ha mantenido muy crítico con el proceso independentista catalán, a pesar de que BC Partners mantenga el domicilio social del grupo porque la inseguridad que se generó en un momento del proceso independentista catalán no fue a más. 

Pronovias emplea a 800 trabajadores y, a pesar de su presencia internacional, mantiene las apuestas de promoción en clave nacional. Como, por ejemplo, el anuncio que hizo a principios de noviembre Ana Boyer, la hija del exministro socialista y la socialite Isabel Preysler, de que era el grupo el encargado de confeccionar el vestido de su próxima boda con el tenista Fernando Verdasco. Otro producto de la casa de los sueños radicada en El Prat del Llobregat.

¿Quiere hacer un comentario?