Menú Buscar
Imagen de archivo de un edificio de viviendas en construcción / EUROPA PRESS

La promoción de vivienda residencial cae un 10% en Barcelona

La superficie de oficinas en construcción crece un 30% y sostiene los datos del sector inmobiliario

3 min

El número de proyectos residenciales en Barcelona ha caído un 10%, hasta las 198 promociones, en lo que va de año en comparación con 2018. Así, lo acredita el informe Barcelona desde el cielo, de CBRE, que señala la falta de suelo en la capital catalana y la “restricción a la oferta” tras la normativa de Colau de reservar el 30% de las nuevas construcciones a vivienda protegida. El principal impulso del ladrillo se observa en el sector de oficinas con un incremento del 75% de la superficie en marcha.

La caída del residencial, que todavía supone tres cuartas partes del total, deja una reducción del 5% del total de los proyectos activos en la ciudad con respecto al año anterior. En concreto, hay 258 construcciones en marcha frente a las 272 de 2018. De estas, 198 corresponden a construcciones o rehabilitaciones de viviendas y otras 35 son para el sector terciario, como oficinas, hoteles y retail. Por distritos, los más activos son Eixample y Sant Martí, con 42 y 41 proyectos, respectivamente.

Empuje de las oficinas

La bajada del residencial ha sido sostenida por la buena marcha del terciario, que se ha anotado una subida del 30%. Se trata de un sector que “ha ganado protagonismo con respecto al año pasado y que responde a la demanda con nuevos proyectos”, ha detallado la directora de Research de CBRE, Lola Martínez-Brioso.

El año cerrará con 226.000 metros cuadrados en construcción para oficinas, lo que supone un 75% más que en 2018, mientras que el 22@ sigue concentrando el interés de la demanda. Además, hay otros 329.000 metros cuadrados pendientes licitación que se pondrán en marcha en los próximos meses.

Impacto de la normativa Colau

Entre los factores que explican la caída de las promociones residenciales, desde el CBRE apuntan a la normativa de Colau de reservar el 30% para vivienda protegida. No obstante, señalan “aún es pronto para calibrar el impacto” debido a que “la mayor parte de los proyectos actualmente en marcha fueron aprobados antes de que entrara en vigor la medida”, ha comentado la directora de la consultora en Barcelona, Anna Esteban.

Asimismo, Esteban también ha señalado la dificultad para “encontrar disponibilidad de suelo” en Barcelona capital como otro de los problemas que limitan las nuevas promociones. Por su parte, Martínez-Brioso ha puesto el punto en la escasez de una “oferta a precio asequible”.