Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Sede corporativa del BBVA en Las Tablas, Madrid / EP

El presidente y el consejero delegado de BBVA renuncian al bonus de 2020

La junta del banco aprobará una nueva política retributiva, que incluirá elementos relacionados con la sostenibilidad y la igualdad de género

3 min

Los primeros ejecutivos del BBVA han renunciado a percibir sus retribuciones variables correspondientes al ejercicio 2020 en el contexto del año marcado por la pandemia del coronavirus. La medida supone una reducción en torno al 45% en los emolumentos del presidente de la entidad, Carlos Torres, y del consejero delegado, Onur Genç, al percibir únicamente su sueldo fijo, que no varía respecto del de 2019.

En conjunto, 330 altos ejecutivos de la entidad en todo el mundo han decidido de forma voluntaria dejar de percibir sus bonus, de forma total o parcial, como gesto responsabilidad, según ha anunciado BBVA.

Cambios en la retribución

De esta forma, Torres mantuvo una remuneración fija de 2,45 millones de euros en 2020, la misma que en 2019; en el mismo caso se encuentra Genç, cuyo sueldo fijo ha sido de 2,17 millones de euros.

Las novedades regulatorias en materia retributiva, cuya entrada en vigor está prevista en 2021, junto con los avances en la adopción de las mejores prácticas del mercado, llevarán a BBVA a actualizar su política de remuneraciones de los consejeros, un aspecto que será sometido a la aprobación de la próxima junta de accionistas.

Reducir las aportaciones

Según explica el banco, se propone reducir de forma significativa las aportaciones anuales a su pensión, que pasarán de 1,64 millones de euros (aproximadamente un 67% de su retribución fija anual) a 439.000 euros (el 15% de su retribución fija anual, en línea con las aportaciones a los planes de pensiones del resto de la alta dirección).

La diferencia entre ambas cifras se repartirá entre su retribución fija y su retribución variable objetivo, respetando el actual equilibrio entre estos componentes (45%-55%, respectivamente), salvo 157.000 euros anuales a los que ha renunciado el presidente, lo que supone un recorte del 25% de la cantidad que se integra en la retribución fija.

Recorte de la retribución total

Por ello, su retribución total (fija, variable y pensión) se reduce con esta medida un 2%. Además, se reducen "significativamente" los niveles de las coberturas por fallecimiento e invalidez del presidente.

En el variable, el banco introducirá criterios relacionados con objetivos de sosteniblidad, así como de otros conectados con cuestiones como la igualdad de géneros.