Menú Buscar
Àngel Simón (i), presidente ejecutivo de Aguas de Barcelona, recoge la llave de Barcelona de las manos de Josep Lluís Rovira junto al exalcalde socialista Jordi Hereu (i), su sucesor del PDeCAT, Xavier Trias (2d) y Ernest Maragall / CG

El presidente de Aguas de Barcelona da un toque a Colau al recoger la llave de la ciudad

Àngel Simón asegura que el buen servicio a los ciudadanos está siempre por encima de cualquier “interés táctico o tentación populista”

08.02.2018 16:34 h.
5 min

El presidente de Aguas de Barcelona, Àngel Simón, ha recogido este jueves la llave de la ciudad, un premio que otorga el grupo de personalidades económicas, sociales y políticas de la capital catalana, con un discurso muy crítico con la actual alcaldesa, Ada Colau. De hecho, la actual primera edil ha sido la única que ha faltado al acto institucional en el que sí han asistido su predecesor en el cargo, Xavier Trias, el último alcalde socialista del municipio, Jordi Hereu, y su antiguo compañero de partido, ahora en ERC, Ernest Maragall, que ha arropado al ejecutivo en nombre de su hermano, Pasqual Maragall.

Son conocidas las relaciones distantes entre el actual equipo en el gobierno municipal y la gestora de agua. Colau intenta acabar con la concesión del servicio tanto en la ciudad como en el área metropolitana al considerar que la gestión pública será mejor que la privada. Un debate que aún está abierto, tal y como han recordado los políticos de ERC, PSC y PDeCAT en sus respectivas intervenciones.

Interés ciudadano y populismos

“El interés del ciudadano a largo plazo está siempre por encima de cualquier otro táctico o tentación populista”, ha recordado Simón en su discurso. Además de mostrarse crítico, ha reivindicado la vinculación de la empresa de la que ejerce de presidente ejecutivo con una ciudad que les “define y les ha hecho crecer como compañía” durante los últimos 150 años.

“Somos embajadores de Barcelona” en países como Reino Unido, Chile y Cuba, una de las plazas donde Agbar, la sociedad cabecera de la gestora local, se encarga del servicio del agua gracias a los acuerdos alcanzados con el Gobierno comunista de La Habana.

Estabilidad empresarial

Sobre la capital catalana, ha asegurado que es una “ciudad innovadora, con talento, acogedora y respetuosa con todo el mundo” y ha alertado de que “no nos podemos permitir perder ritmo ni competitividad a nivel global”. “Los manuales e ideologías políticas o económicas no son verdades absolutas”, ha sentenciado en otro mensaje entre líneas para el equipo de BComú.

 “Los emprendedores de aquí, de Francia, San Francisco o Tokio lo que quieren es un marco estable y un clima favorable a las iniciativas privadas, un marco de seguridad jurídica para trabajar a largo plazo con unas reglas de juego igual para todos, sin sacudidas”, ha declarado. Un toque para ambos lados de plaza Sant Jaume.

Maragall, Hereu y Trias

Maragall, Hereu y Trias también han cargado contra la política del actual gobierno municipal ante los servicios públicos. “Hay gente que cree que las empresa privadas no tienen vocación de servicio público, yo no soy uno de ellos”, ha remarcado el aún portavoz del PDeCAT en el consistorio.

Hereu ha asegurado que la “titularidad de una cosa no le saca fuerza a la vocación de servicio público”, mientras que Maragall, que se especula con que podría ser el candidato de ERC en las próximas elecciones municipales, ha apostado por “encontrar el equilibrio entre el poder económico y el democrático”. 

Área Metropolitana

El más crítico de todos ellos con la alcaldesa ha sido Trias. Además de reprocharle su política con las concesiones vigentes en la ciudad, ha cargado contra su forma de gestionar el Área Metrpolitana, la institución supramunicipal que preside como primer edil de la capital catalana --que es también la que hace más aportaciones--.

El líder del PDeCAT ha tildado de “desastre” el intento de Colau de ejercer de “alcaldesa metropolitana”. Ha asegurado que eso no ocurre en ningún otro lugar del mundo por su escaso éxito.