Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen de una de las ponencias del Foro Vecinal de Turismo de Barcelona.

Polémica en el Foro Vecinal de Turismo de Barcelona por los vetos

Asociaciones pro llegada de visitantes denuncian que su participación "ha sido rechazada"

Redacción
2 min

Polémica en el Foro Vecinal de Turismo de Barcelona, que se ha celebrado el viernes y sábado en la Ciudad Condal, por los vetos a asociaciones y personas pro crecimiento vacacional. El encuentro ciudadano ha debatido durante dos días los impactos de la llegada de visitantes a la Ciudad Condal, con intervenciones de calado como la del presidente de la Confederación de Asociaciones de Vecinos de Cataluña (Confavc), Jordi Giró o Ana Menéndez, presidenta de la Federación de Asociaciones de Vecinos de Barcelona (FAVB).

Los dos centenares de asistentes han discutido vías para fomentar el decrecimiento turístico en la capital catalana, con la aportación del Comitato No Grandi Navi de Venecia, que se opone a la llegada masiva de cruceros al destino italiano.

Invitadas a no participar

Sin embargo, asociaciones pro turismo han denunciado que han sido vetadas en el foro. "Recibimos un correo electrónico instando a no participar", confiesa Enric Alcántara, presidente de la patronal de apartamentos turísticos legales Apartur. Al menos representantes de otras dos entidades favorables a la expansión de la industria han enviado peticiones de participación a título individual, sin éxito.

"Cada uno puede celebrar lo que quiera en privado, pero el foro ha sido coorganizado por entidades que han recibido dinero público y ha contado con la participación de representantes municipales, como la teniente de Alcalde, Janet Sanz. ¿Acaso los vecinos que apoyamos el turismo no vivimos en Barcelona?", arguye uno de los vetados.

"Poco tiempo"

Por su parte, los organizadores recalcan que "se trata de un foro vecinal, y desde la organización y dinamización debemos velar para que las diferentes intervenciones se produzcan enfocadas al beneficio común". 

"Tendremos muy poco tiempo --continúan en un comunicado público--, no podemos permitir argumentos pensados desde los intereses privados ni tampoco una dinámica confrontativa entre unos y otros".