Menú Buscar
Imagen de un buque transportando bienes españoles al exterior

El crecimiento español aflojó el ritmo en el segundo trimestre del año

Entre abril y junio la economía mejoró el 2,5% en términos anuales, tres décimas por debajo de la marca registrada entre enero y marzo

3 min

El PIB español creció el 0,6% en el periodo abril-junio, respecto al trimestre anterior, de forma que avanzó al mismo ritmo que en los tres primeros meses del año, debido a que el frenazo del consumo fue compensado por el tirón de la inversión empresarial.

La revisión de los datos del primer trimestre ha provocado que el crecimiento de la economía en tasa interanual se haya situado en el 2,5% en el segundo trimestre, dos décimas menos de lo calculado inicialmente. Y tres décimas por debajo de la tasa interanual del primer trimestre.

La demanda externa

El frenazo en el ritmo de crecimiento interanual ha sido consecuencia de una mejora de la demanda nacional, que aportó 3,3 puntos al PIB (dos décimas más que en el primer trimestre), mientras que la demanda externa restó 0,8 puntos (frente a los 0,3 puntos que sustrajo entre enero y marzo).

La ocupación aumentó el 0,8% en tasa trimestral, tres décimas por encima al alza del trimestre precedente, mientras que en tasa interanual moderó una décima su crecimiento, hasta el 2,5%, lo que supone un incremento neto de aproximadamente 441.000 puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo en un año.

Menos consumo

Entre abril y junio, el consumo de los hogares se moderó ocho décimas (hasta el 0,1%), un comportamiento a la baja que también experimentaron las administraciones (siete décimas menos, hasta el 0,1%) y las instituciones sin ánimo de lucro (que pasaron de crecer el 1,4% a caer el 0,3%).

La inversión mejoró 2,4 puntos (hasta el 3,5%) empujada por las empresas, con una evolución que pasó de caer el 0,1% a dispararse al 6,5%, gracias a la evolución de la construcción y a la demanda de maquinaria y bienes de equipo.

Las exportaciones se moderaron cuatro décimas hasta crecer el 0,2% y las importaciones, siete décimas, hasta el 1%.

Comparativa anual

El consumo se moderó siete décimas, hasta el 2,2%, respecto al año anterior por la menor demanda tanto de los hogares (ocho décimas menos) como de las instituciones sin ánimo de lucro (1,6 puntos menos) y las administraciones públicas (cinco décimas menos).

La remuneración de los asalariados mejoró tres décimas hasta crecer el 3,9% anual, fundamentalmente como consecuencia del aumento del número de empleados (3,2%) y el alza de la remuneración media (0,7%).

La variación anual del coste laboral unitario creció el 0,6%, dos décimas por debajo del deflactor implícito del PIB (0,8%).