Menú Buscar
Pedro Costa Musté en una imagen reciente.

Pedro Costa traslada su productora barcelonesa a Madrid

El cineasta se queja de los impuestos y de la falta de apoyo a su actividad de las autoridades catalanas

3 min

El prestigioso director Pedro Costa Musté ha trasladado la sede social de su productora cinematográfica a Torrelodones (Madrid). Desde la fundación de la empresa, hace más de 30 años, su domicilio estuvo fijado en Barcelona. El último radicaba en la calle Mayor de Sarrià.

Costa asegura que la mudanza obedece a su hartazgo por la carga impositiva que viene soportando en Cataluña y por las nulas facilidades que le brindan los distintos organismos y entes de la Administración vernácula.

Créditos caros

A este respecto, menciona las trabas que le ha puesto el Institut Català de Finances para concederle un préstamo y su elevado coste. “Me exigen avales personales y que los contrate con una empresa pública, con lo cual me resulta mucho más oneroso que si lo hubiera pedido a un banco”, explica.

También cita el ninguneo y el desprecio que ha sufrido por parte de TV3. “Soy catalán de pura cepa, pero me siento obligado a emigrar a Madrid porque no veo futuro alguno para mi productora en Cataluña”, confiesa a Crónica Global.

También periodista

Pedro Costa es un personaje muy respetado en el mundo del cine. Se incorporó a él después de haberse dedicado durante muchos años al periodismo, primero en el semanario de sucesos El Caso, luego en Cambio 16 y más tarde en la revista política Posible.

En 1977,  Antonio Asensio, fundador de Grupo Zeta, lo fichó para lanzar el semanario Interviú. Poco después, ya en los años ochenta, lo envió como corresponsal a Estados Unidos.

Posteriormente, dejó a un lado las trincheras periodísticas y entró de lleno en el mundo del cine, su verdadera pasión, que le había llevado en 1968 a diplomarse en dirección en la Escuela Oficial de Cinematografía.

Su dilatada carrera comenzó en 1983. A lo largo de ella ha hecho de todo en el ámbito del celuloide y también de la televisión. Ha sido director, productor y guionista. Tiene en su haber varios premios Goya y otras varias distinciones.

Director, guionista y productor

Entre otras muchas películas, dirigió El caso Almería, Una casa en las afueras, El crimen del cine Oriente, Los que quisieron matar a Franco e Historia de una foto.

Participó en los guiones y la producción de Amantes, La buena estrella, La vida de nadie y Las 13 rosas.

Ha sido productor de Juana la Loca, La vida de nadie, Platillos volantes, Otros días vendrán, Pasos, Can Tunis y ¡Atraco!

En televisión produjo la reconocida serie La huella del crimen, en la que recreó algunos de los casos más escalofriantes de la crónica negra española, entre ellos los crímenes de don Benito, de las estanqueras de Sevilla, de Carmen Broto, de los marqueses de Urquijo y el caso Wanninkhof.

A sus tempranos 75 años, Pedro Costa emprende una nueva vida en Madrid huyendo del infierno fiscal catalán.