Menú Buscar
Los fundadores de Oryzon, Carlos Buesa y Tamara Maes, en una imagen de archivo / EFE

Oryzon rebota el 31% mientras el Ibex sigue en rojo con la banca catalana a la cabeza

Los títulos de Caixabank y Banc Sabadell suman de nuevo pérdidas alrededor del 5% en otra jornada negra para el selectivo español por la crisis institucional de Cataluña

3 min

Oryzon Genomics fue la primera cotizada que abrió el baile de deslocalizaciones de sedes sociales por el proceso independentista catalán. La biofarmacéutica anunció este martes que trasladaba su domicilio social de Barcelona a Madrid. Un día después, los títulos del grupo han rebotado el 31,28% al mediodía hasta alcanzar los 2,350 euros.

Su cotización en el continuo destaca en un parqué español dominado por el rojo. El Ibex 35 se dejaba el 2,35% en la misma hora y se agarraba 10.016 puntos por la crisis institucional de Cataluña, el mayor riesgo para los analistas desde el fantasma del rescate en España.

En el resto de plazas europeas, el CAC 40 francés bajaba el 0,31%; Londres se mantenía casi plano con una rebaja del FTSE 100 de tan sólo el 0,03%; y el DAX 30 alemán subía el 0,13%.

Banc Sabadell y Caixabank

Las entidades financieras catalanas lideran las depreciaciones. Banc Sabadell se deja el 5,57% de su valor. Sus títulos se intercambian a 1,593 euros en el selectivo, una cifra baja pero que mejor que la cotización que registraba hace tan sólo un año. En esos momentos las acciones valían 1,139 euros. Ha sido uno de los valores que más se ha recuperado en los últimos 12 meses, por lo que aún hay margen para la depreciación.  

Caixabank, a su vez, reculaba el 5,71% hasta los 3,882 euros. En línea con su rival, los títulos aún no han llegado a los 2,243 euros que registraba 12 meses atrás. Aún dispone de un colchón.

Grandes cotizadas catalanas

El rojo también domina en el resto de cotizadas catalanas del Ibex 35. Abertis baja el 0,32% hasta los 17,05 euros; su spin off Cellnex, que había resistido mejor el impacto de la tensión política en Cataluña, cae el 0,61% hasta los 18,89 euros por título; mientras que el valor de los títulos de Inmobiliaria Colonial cae el 2,57% hasta los 8,08 euros.

Incluso la gran industria catalana, la compañía de producción de hemoderivados Grífols, se deja el 1,67% del coste de sus acciones hasta los 24,18 euros.