Menú Buscar
Ángel Gurría, secretario general de la OCDE, la institución que alerta del peligro de las 'empresas zombie' / EFE

La OCDE advierte a España del riesgo de las ‘empresas zombie’

Indica que las compañías que se mantienen vivas mediante constantes refinanciaciones que no mejoran la capacidad de pago reduce la competitividad del país y pide reformas

06.12.2017 17:16 h.
3 min

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) ha alertado este miércoles a países como España del peligro de las llamadas empresas zombie. Indica que este tipo de compañías, atrapadas en constantes refinanciaciones que no llevan a una mejora de su capacidad de pago, lastran la competitividad del país.

El organismo internacional anima al Gobierno de Mariano Rajoy y al de otros países que han dejado atrás una dura crisis, como Portugal o Italia, a reformar los sistemas de insolvencia. Apunta a que se podría reducir en hasta nueve puntos porcentuales el capital atrapado en este tipo de empresas cuyo futuro está comprometido.

Más recursos atrapados

En un informe, explica que los recursos que están atrapados en sociedades con este perfil han aumentado de forma exponencial en varios países miembros desde mediados de la década de los 2000. Es decir, desde el inicio de la recesión. Detalla que el capital industrial de nuestro país que está bloqueado subió del 8% en 2007 al 16% en 2013, mientras que en Italia aumentó del 7% al 19% en el mismo periodo.

“Las empresas zombie representan un lastre para el crecimiento de la productividad, ya que congestionan el mercado y desvían el flujo de crédito, la inversión y las habilidades desde empresas exitosas y productivas”, manifiesta la OCDE en el documento. Advierte que su detección suele pasar por alto a la hora de contabilizar la ralentización de la actividad a pesar de su vinculación con la debilidad del sistema bancario.

Ley concursal y costes sociales

Ante este escenario, considera que existe “mucho margen de mejora” en los diseños de los regímenes de insolvencia. Apunta a que leyes como la concursal deberían garantizar mejor la seguridad del sistema bancario y facilitar de forma eficaz la liquidación o reestructuración de empresas débiles, además de hacer frente a los costes sociales que se deriven de la pérdidas de compañías y empleos.

La organización dirigida por Ángel Gurría recomienda en este sentido el impulso de programas de formación o de búsqueda empleo eficaces. Especialmente en entornos donde hay pocas barreras para el desarrollo de nuevas compañías. 

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información