Menú Buscar
Varios pasajeros pasan el control de seguridad del aeropuerto de El Prat

Normalidad en El Prat en el arranque de la huelga de Iberia

Los paros del viernes y sábado afectan a más de 14.000 pasajeros en plena operación retorno

30.08.2019 09:39 h.
3 min

Normalidad en el Aeropuerto de Barcelona-El Prat durante este viernes, cuando regresa la huelga del personal de tierra de Iberia que se mantendrá hasta el sábado. Hasta el momento no se han producido más cancelaciones de las ya previstas, que son 92 vuelos de Vueling y otros seis de Iberia, y que suponen afectaciones para más de 14.000 pasajeros.

Los paros de Iberia regresan viernes y sábado por segundo fin de semana consecutivo después de que el comité de empresa de la compañía decidiera el pasado miércoles seguir con los paros. Además, de cara al domingo tendrá lugar la huelga de tripulantes de cabina de Ryanair que se extenderá hasta el lunes.

Pocas incidencias

En lo que respecta a la huelga de Iberia, durante el fin de semana pasado la situación se desarrolló sin incidencias ni más cancelaciones de las ya previstas. Los 2.700 trabajadores de la aerolínea en El Prat se encargan de la facturación, el embarque, la carga y descarga, la asistencia y el mantenimiento a los aviones, y dan servicios a una treintena de compañías; entre ellas, Vueling, British Airways y Turkish Airlines. Además, los paros coinciden con la que mantienen los vigilantes de seguridad del aeropuerto desde el pasado 9 de agosto.

Los servicios mínimos, que los sindicatos consideran desmesurados, se mantienen en el 53% para los vuelos nacionales y extranjeros con alternativas de desplazamiento de más de cinco horas en transporte público; del 32% para los vuelos nacionales dentro de la Península con alternativas de menos de cinco horas, y del 100% para los vuelos a las islas Baleares y Canarias.

Operación regreso

El comité de huelga pide que trabajadores temporales pasen a ser fijos y alerta de que el 50% de la plantilla de Iberia Airport Services en el Aeropuerto de Barcelona son trabajadores eventuales.

Sin tener en cuenta las cancelaciones de vuelos ya anunciadas por las aerolíneas, se preveía el movimiento de unos 1.100 vuelos el viernes y 1.000 el sábado, en plena operación regreso tras las vacaciones de verano.