Menú Buscar
Josep-Oriol Sala, presidente de Caixa d'Enginyers y Joan Cavallé, director general de la entidad / CG

La nacionalista Caixa d'Enginyers aumenta un 12% sus socios

La cooperativa de crédito, que superó los 160.000 miembros en 2017, admite un repunte de clientes en Cataluña tras el 1-O

3 min

La nacionalista Caixa d'Enginyers aumentó un 12,49% sus socios en 2017. La cooperativa de crédito superó los 160.000 miembros y alcanzó un volumen de negocio de 5.750 millones de euros el pasado ejercicio, que coincidió con la fase más virulenta del desafío independentista.

Segçun ha explicado hoy jueves, 15 de marzo, el presidente de la entidad, Josep-Oriol Sala, el incremento de socios se situaba anualmente en el 8%, pero repuntó ligeramente el pasado ejercicio, cuando se produjeron cambios de sedes bancarias en Cataluña al calor del órdago secesionista. "A raíz de la situación del 1 de octubre tuvimos un mayor crecimiento, pero nosotros no cambiamos, somos los mismos. Quizá se produjo porque los otros tomaron otras decisiones", ha esgrimido el directivo del banco afín al independentismo. De hecho, la compañía, aumentó socios un 14% en Cataluña el pasado año, por un 8% en el resto del territorio nacional.

Beneficio

Cualquiera que fuera el número de clientes, el banco se anotó un beneficio neto consolidado de 12,24 millones de euros en 2017, un 1,82% más que los doce millones registrados el ejercicio anterior. El volumen de negocio, por su parte, totalizó 5.750 millones de euros, un incremento año a año del 5,39%. Por su parte, los recursos gestionados por clientes se quedaron en 3.796 millones de euros. Éstos recibieron crédito por valor de 1.624 millones (+6,23%) el pasado año.

En la presentación de resultados de hoy, Caixa d'Enginyers ha destacado que optó por un modelo de "prudencia, medida y templanza" en 2017, preservando "la gestión de riesgo en todo momento", sobre todo en el último trimestre, cuando se recrucedió el desafío independentista.

Sin cambio de sede

Con lo que respecta a un posible cambio de sede, posibilidad que acabó admitiendo la empresa a regañadientes en octubre del pasado año con el argumento de "preservar los intereses de todos los socios del grupo", la cooperativa de crédito ha indicado que, de momento, no la moverá de la Vía Laietana de Barcelona. "Ni nos quedamos ni nos vamos, simplemente estamos", ha señalado de forma críptica Sala.

El financiero ha agregado que la entidad "no se mete en política" y ha recordado que tiene un 50% de clientes fuera de Cataluña. "Nosotros no tomamos decisiones precipitadas, no entramos en política, nuestra prioridad es siempre el servicio a los socios", ha manifestado el ejecutivo, que ha admitido un volumen de "operativa bancaria nunca visto" tras el referéndum ilegal de secesión del 1 de octubre.

Destacadas en Business