Menú Buscar
El consejero delegado de GSMA, John Hoffman, durante la presentación del Mobile World Congress (MWC) 2019 / CG

El organizador del MWC sopesó trasladar el congreso a otra ciudad por el procés

John Hoffman ha revelado que tenían dos ubicaciones alternativas fuera de España, aunque no ha dado más detalles

30.01.2019 12:10 h.
5 min

Los organizadores del Mobile World Congress (MWC) estudiaron cancelar el evento en Barcelona el año pasado y trasladarse a otra ciudad en cualquier momento debido al contexto político catalán. Así lo ha reconocido hoy el consejero delegado de GSMA --asociación que agrupa la industria móvil e impulsa el evento--, John Hoffman, durante la presentación del congreso de este año. Hoffman ha revelado que "lo teníamos todo listo" para cancelar el evento, y que ya contaban con dos ubicaciones alternativas para albergar el Mobile World Congress (MWC) en 2018.

El CEO de GSMA no ha detallado cuales eran estas dos ciudades, aunque ha dicho que se encontraban fuera de España. Según Hoffman, el año pasado --en pleno apogeo del proceso independentista-- la organización "estaba extremadamente nerviosa", ya que los desincentivos por el contexto político eran muy altos. Por ello, tenían un plan de emergencia para abandonar Barcelona en cualquier momento: "Era nuestra respuesta extrema ante un problema potencial", ha afirmado.

Amenaza del 'procés'

Hoffman ha hecho un especial hincapié en la amenaza que supuso el procés para el congreso mundial de móviles. Tanto es así, que ha asegurado que, si se hubiera aplicado el plan, "hoy no estaríamos aquí sentados". Según él, en cada edición evalúan los "factores perturbadores" (hassle factors, en inglés) que amenazan al Mobile. Ha recordado que en 2016 la principal amenaza fue la huelga en el transporte público catalán, que afectaba directamente a los incentivos y desincentivos de los asistentes a la hora de participar en el MWC. Pero lo peor llegó el año pasado con la posible independencia de Cataluña. Para Hoffman, ésta supuso un factor perturbador "potencialmente elevado", lo que habría conducido a una respuesta extrema por parte de la organización.

No obstante, con la relajación del clima político, no fue necesaria tomar esa drástica medida, por lo que el organizador del MWC no ve motivos para no seguir celebrando el evento en la capital catalana, que tiene contrato hasta 2023. “No vemos razón para no estar en Barcelona a partir del 2023, pero falta mucho para eso”, ha sentenciado Hoffman ante las preguntas de los periodistas.

Asistencia prevista

Respecto a la edición de este año, el consejero delegado de GSMA ha destacado que el congreso atraerá a unos 107.000 asistentes --una cifra similar a la de 2018--, y generará un impacto económico de unos 473 millones de euros. Aun así, ha asegurado que desde la organización no les importa tanto cuanta gente viene sino quien viene. "Queremos a la creme de la creme", ha dicho.

Asimismo, el MWC prevé generar 13.900 empleos temporales, además de contar con 2.400 expositores, 170 delegaciones gubernamentales y 200 países y regiones. Los organizadores del Mobile han aprovechado la ocasión para dado a conocer algunos datos sobre los efectos del congreso en la economía local desde que decidió instalarse en Barcelona. Según Hoffman, entre 2006 y 2018, el impacto económico del congreso ha sido de unos 4.800 millones de euros y se han creado 128.000 trabajos temporales.

En su decimocuarta edición, el MWC llevará como lema Intelligent connectivity, y girará entorno a la hiperconectividad y la tecnología 5G. El Internet de las Cosas (IoT, por sus siglas en inglés), la inteligencia artificial (IA) y el Big Data serán otras de las cuestiones centrales de la feria del móvil más importante del mundo. 

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información