Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Fachada del edificio del Banco de España, una de las administraciones centrales del Estado / EUROPA PRESS

La morosidad de las comunidades autónomas se incrementa hasta los 40 días

ATA denuncia que las tres administraciones rebasan el periodo legal para pagar a sus proveedores y lamenta la mella que supone en los autónomos

3 min

La morosidad en las comunidades autonómicas se incrementó hasta los 40 días en agosto, lo que supone un 14,3% más de los tiempos de espera después de que durante el primer semestre de 2019 se redujera a 35 días. Así lo ha denunciado este miércoles la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA), que subraya una reducción del 10,8% en la demora de la administración central.

Así, la administración estatal ha sido la única que ha rebajado el tiempo de adeudo a sus proveedores con respecto al primer semestre, con un plazo medio de 33 días. Por contra, las comunidades autónomas han llegado a los 40 días y los ayuntamientos a los 78 días, lo que supone un 20% más que durante los seis primeros meses del año.

Incumplimiento del periodo legal

Entre las comunidades que más aumentaron la morosidad en agosto se encuentran Murcia (90%), Madrid (79,2%) y Cantabria (26,8%). En términos absolutos, fue la que más tardó en pagar a sus proveedores, con un tiempo de 76 días, seguida de Castilla-La Mancha (57) y Comunidad Valenciana (53). En el caso de Cataluña, se produjo un incremento de dos días con respecto al primer semestre, hasta los 43.

Así, desde ATA lamentan que “las tres administraciones incumplen los periodos de pago legales, que se establecen en 30 días”. Al tiempo que los ayuntamientos llegan a duplicar el tiempo de retraso máximo. Los municipios que más tardan en pagar son Jaén (542 días), Jerez de la Frontera (320 días) y Granada (207 días).

Morosidad de las grandes empresas

Esta morosidad también se observa en las empresas de entre 250 y 1.000 empleados y las que cuentan con más de 1.000, que tardan entre 107 y 115 días en saldar las deudas con sus proveedores.

A este respecto, el presidente de ATA, Lorenzo Amor, ha denunciado que “la morosidad es uno de los principales problemas que sufren los autónomos y que frenan en seco su continuidad y consolidación”. Además, ha subrayado que los tiempos de espera son “cuestión de gestores, buenos y malos”.

Destacadas en Business