Menú Buscar
Imagen de un vagón del Metro de Barcelona / CG

El Metro de Barcelona plantea nuevos paros en febrero y marzo

La plantilla deberá elegir este jueves el alcance exacto de la protesta, que podría afectar a la circulación de trenes para llegar al Mobile World Congress

3 min

El comité de empresa del Metro de Barcelona ha convocado este jueves una asamblea de trabajadores en el Casinet del barrio de Hostafrancs para decidir si tiran adelante una nueva protesta laboral. Los sindicatos del grupo plantean una nueva oleada de paros que se prolongaría a lo largo de febrero y marzo.

De nuevo, denuncian la falta de interlocución con la dirección de Transports Metropolitans de Barcelona (TMB). El mismo motivo que propició las huelgas que se prolongaron durante meses en la capital catalana cuando se tenía que renovar el convenio.

Choque con Colau

Este ha sido un motivo de choque reiterado entre los trabajadores del suburbano y el equipo de Gobierno liderado por Ada Colau. Ahora, reclaman que se avance en cuestiones como definir un calendario para acabar con el amianto en el metro (además de explorar posibles compensaciones para la plantilla), qué ocurre con la automatización del servicio o los últimos despidos improcedentes que se han producido en el grupo.

Fuentes sindicales explican que hace meses que intentan abordar un diálogo con la cúpula de TMB y que, hasta la fecha, se han encontrado con una negativa frontal a aceptar sus reclamaciones. Por eso han dado por iniciado un nuevo conflicto laboral que propiciará, si así lo decide la plantilla, nuevos paros puntuales del servicio.

Congreso del móvil

El comité de empresa asegura que no tiene la diana fijada en el Mobile World Congress (MWC), el congreso que tendrá lugar en la ciudad del 25 al 18 de febrero. Con todo, el programa de paros que han planteado sí que afectaría estas jornadas.

Si se llegara a producir, coincidiría con la huelga de taxistas que se ha anunciado para estas fechas. Una protesta que sí que está centrada en intentar dejar sin transporte a los más de 107.000 visitantes que se esperan en la ciudad para esas jornadas.

Asamblea

Con todo, los sindicalistas del Metro de Barcelona señalan que la última palabra la tienen los trabajadores del suburbano. Serán ellos los que definan de forma específica el calendario de los paros y cuánto se prolonga.

El objetivo final de la protesta es que la dirección de TMB mueva ficha y atienda sus demandas laborales.