Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Mercedes Erra, una empresaria francesa con orígenes catalanes / CG

Mercedes Erra: "El 'procés' no ayuda a la economía en Cataluña"

La empresaria es la presidenta de la mayor compañía de publicidad de Francia, nació en Sabadell y es toda una institución en el país galo por su feminismo y su compromiso hacia una Europa más unida

11 min

Mercedes Erra (Sabadell, 1954) es una de las empresarias que más lejos han llegado en Francia. Con 6 años emigró de Sabadell junto a su familia para empezar de cero en el país vecino, después de que su padre tuviera que cerrar su empresa en el sector del textil. Francia es el país que le ha permitido progresar, ahora es una ciudadana francesa reconocida, y se le otorgó la Medalla de Honor de la Legión francesa. Erra es también fundadora de la compañía de publicidad BETC y presidenta ejecutiva de Havas worldwide. De su ingenio han salido campañas de publicidad para Air France, Lego, McDonald's, Danone y Evian. Muchas de ellas se han podido ver por las televisiones españolas. Además de francesa, se siente muy catalana, pero cree que la independencia es un mal negocio. 

--Pregunta. Para el desarrollo de su extraordinaria carrera profesional, ¿cuál fue el principal escollo con el que se encontró? ¿Ser joven, mujer, madre de familia o inmigrante? 

Respuesta. No consideré que hubieran obstáculos. Muy a menudo las chicas tienen problemas porque encuentran escollos mentales, que piensan que no lo pueden hacer todo. Yo nunca tuve esto, estaba tranquila. Mi madre se ocupaba de la casa y yo consideraba que no era una forma de desarrollarse. Era una mujer muy inteligente y hubiera sido mejor que pudiera trabajar en el exterior. Yo nunca he visto los obstáculos. Solo ahora, con perspectiva, veo que he tenido que trabajar más que los hombres. Ellos, los hombres, cuando trabajan fuera no se les obliga también a trabajar dentro de casa. Mis jefes siempre han dicho que trabajo dos veces más que ellos. 

--He leído que usted es madre de cinco hijos, y su marido es un pionero en encargarse de los hijos.

Esto es una leyenda. Mi marido decidió quedarse en casa pero a mí no me pareció bien, pensaba que era mejor que tuviera una ocupación fuera. Pero él decidió quedarse en casa. Eso me ayudó, pero el trabajo en casa no lo hizo él. No estaba acostumbrado a la organización familiar. Mi marido me ayudó a no sufrir por las noches porque había alguien en casa de confianza con nuestros hijos y también me ha ayudado porque nunca ha tenido miedo de las mujeres con éxito. Tenía respeto por mi trabajo y mi éxito. 

Anuncia de los bebés de Evian hecho por su compañía

--Es una de las mujeres que más lejos han llegado en Francia. Y, sin embargo, en Cataluña y España es prácticamente una desconocida. 

No hago publicidad con mi nombre, si hablan de mí es porque sí. Solo he querido que hablaran de mis marcas. A los 6 años me hice francesa. Toda mi cultura es francesa. Siempre queda algo del país donde naces, mis padres son catalanes… Tengo dos países en el corazón, pero mi cultura es francesa. Mi obsesión nunca fue ser conocida en España, sino tener clientes europeos e internacionales. En Francia hablan de mí pero yo no lo he buscado. 

--Manuel Valls le confirió la Medalla de Honor de la Legión francesa. Otro francés con origen catalán. ¿Qué opinión tiene de él, le hubiera gustado verle de alcalde de Barcelona?

No lo sé, me es extraño verlo en Barcelona. Pero tengo mucha consideración por el hombre. Cuando estaba en Francia era un verdadero republicano. Creo que es un hombre que cree en las cosas que defiende, como la laicidad. Pero para mí la historia en Cataluña es complicada así que desconozco su papel allí. 

--¿Cómo es que sus padres emigraron?

Mi padre tuvo un problema económico y quiso volver a empezar de cero en Francia en los años sesenta. Éramos una familia de Sabadell, de clase media, trabajábamos en el sector del textil… Para mi madre fue difícil, un cambio de vida completo, bajamos de nuestra situación económica. Yo de niña notaba y sentía todo esto… Fuí a la escuela pública en Francia, que en aquella época era gratuita, y pude progresar. Fue muy importante para mí. Cuando cambias de país siempre todo es más difícil. Los niños se reían de mi nombre porque decían que era de coche. En la vida, cuando tienes dificultad también tienes ganas de ganar. 

--Usted ha dicho que no le molesta hablar de dinero y, si no he entendido mal, gana más de un millón de euros al año. ¿Es así? Además se declara socialista, y está a favor de la redistribución de la riqueza. 

No me molesta hablar de dinero, pero no digo nunca nada sobre mi salario. Estoy de acuerdo con que se gane más dinero cuando uno trabaja. Me gusta el concepto del mérito, en Francia hay una medalla al mérito, que también he recibido. Hay que hacer cosas y eso merece tener un poco más de dinero que el que no hace nada. Pero tampoco estoy de acuerdo en vivir en una sociedad completamente liberal… Para mí, todo el mundo tiene que tener acceso a la salud y a la educación y no me molesta pagar muchos impuestos por ello. Me gusta vivir en un sitio donde todos podamos tener las mismas oportunidades. Me dicen que soy liberal socialista. 

Anuncio de McDonald's hecho por su compañía

--He leído su manifiesto 'A New Deal for the Family' y me ha parecido muy interesante. ¿Cree que el principal escollo para la igualdad en Occidente es la falta de un “contrato social familiar” en el que la mujer no deba ser ella la que se encargue de todos los asuntos familiares? 

Hay un problema con las mujeres jóvenes. Soy feminista y creo que las mujeres y los hombres debemos ser iguales. Y eso pasa por la independencia económica de las mujeres. Ser libres. Hay que ayudar a que las mujeres trabajen en campos útiles, como en la Ciencia o en el mundo digital o de los algoritmos. En este último campo solo hay un 20% de mujeres. También hay que luchar por tener los mismos salarios que los hombres en las empresas, y que las mujeres no tengan que trabajar más fuera y en casa. Yo trabajé mucho, pero creo que trabajé demasiado y que no debe ser así. 

--¿Qué opina de la política de cuotas femeninas en política y en la empresa privada? Dice que se debe terminar con el teletrabajo y los horarios parciales.

Veo que cuando se aplican, funcionan. Son útiles para avanzar hacia la igualdad. A mí no me gustan los horarios parciales y el teletrabajo porque, al final, son únicamente para las mujeres. Si se hace, que sea también para hombres, porque si no es la mujer que se queda en casa haciéndolo todo. Hay estudios muy claros que reflejan que si haces una medida para la mujer hay que hacerla también para el hombre para que, de verdad, haya paridad. Como la baja paternal. 

Anuncio de Lacoste hecho por su compañía

--Como francesa con origen catalán, ¿cómo ve el 'procés'? Imagino que tiene familiares independentistas.

Mis padres son independentistas, pero yo no creo que sea la mejor opción. Soy muy catalana, hay que respetar la lengua catalana pero el mundo es Europa, no España. Me molesta un poco que empecemos a cortar España. Y creo que las consecuencias no son buenas. El procés no ayuda a la economía de Cataluña. 

--¿Ve que el 'procés' haya afectado a la economía? ¿A empresas francesas?

Sí. Cuando las empresas se instalan en otro sitio es que el procés afecta. Me molesta cuando la única obsesión es Cataluña o cuando hay una Francia que no quiere ser europea. Ambas cosas me molestan. Creo que deberíamos tener como objetivo hacer una Europa más fuerte. A nivel económico, lo que veo es que los precios de las casas en venta no son tan fuertes, que hay bancos que se van o que el nivel de vida no sube… Pero esto es lo que veo yo. A mí me preocupa Europa. Tenemos que hacer un esfuerzo en los países de Europa porque ahora China no para de crecer y no es una democracia.

--Tendrá conversaciones interesantes son sus padres si ellos son independentistas…

No les hablo de este tema, ni paso horas discutiendo. Me siento catalana, pero no necesito la independencia, no es mi obsesión. Y creo que para defender la democracia y los derechos humanos en Europa tenemos que estar unidos. Ir más lejos. Que sea más fuerte Europa que España o Francia. Tenemos que defender los valores democráticos y de libertad.

Destacadas en Business