Menú Buscar
Embotelladora de Coca-Cola / EFE

Mercedes Daurella, accionista de la embotelladora de Coca-Cola, defraudó 1,5 millones al fisco

La empresaria acepta una pena de dos años de cárcel y multa de un millón de euros por la comisión de seis delitos contra Hacienda entre 2011 y 2013

2 min

El tiempo y Hacienda ponen a cada uno en su sitio. Es el caso de Mercedes Daurella Aguilera, accionista de referencia de la embotelladora de Coca-Cola en España, que ha reconocido la comisión de seis delitos contra el erario entre 2011 y 2013 por valor de 1,5 millones de euros. Lo ha hecho con el pacto con la fiscalía, por el que acepta dos años de cárcel y multa de un millón.

Daurella defraudó a Hacienda con la simulación de que residía en Mónaco. Reconoce los seis delitos en relación al IRPF y al Impuesto sobre el Patrimonio en los ejercicios 2011, 2012 y 2013. Asume cuatro meses de prisión por cada uno de ellos, y una multa que corresponde al 65% de la cuota que defraudó mediante dos sociedades instrumentales domiciliadas en el extranjero para ocultar la titularidad sobre bienes y derechos y de las rentas que obtenía.

Evitará la prisión

El acuerdo de conformidad está pendiente de la ratificación del juez, aunque incluye que tenía una “clara finalidad de eludir el pago de los impuestos debidos”. En cualquier caso, Daurella evitará la prisión con casi total seguridad cuando la sentencia sea firme, ya que la pena no supera los dos años y no tiene antecedentes penales.

Daurella, accionista de Coca-Cola Iberian Partners, es prima de Sol Daurella, la gran dama de la embotelladora Coca-Cola European Partners. La familia es una de las principales accionistas de esta última.