Menú Buscar
La nueva 'colmena' de Mercadona en Barcelona / MERCADONA

Mercadona inicia el nuevo servicio 'on line' en Barcelona con la puesta en marcha de su 'colmena'

La cadena de supermercados comienza a operar desde la Zona Franca y prevé aumentar la zona de reparto en los próximos meses

3 min

Mercadona comienza este martes a operar en Barcelona con su nuevo servicio de compra on line. La llamada colmena, un almacén que se encarga de abastecer todos los pedidos que llegan a través de internet, ya ha sido puesto en marcha en Valencia y arranca en la capital catalana la segunda fase. Así, la compañía comenzará operando en una zona de la ciudad hasta expandir sus servicios de forma progressiva.

La colmena de Mercadona, instalada en el polígono de la Zona Franca, proveerá los distritos de Sarrià-Sant Gervasi y de Les Corts, en concreto los códigos postales 08017, 08021, 08022 y 08034. Así, aquellos clientes que queden fuera podrán continuar comprando desde la web como hasta ahora. La cadena de supermercados planea ampliar la cobertura y extenderse a nuevos municipios en los próximos años, según afirman en un comunicado.

Hasta 350 empleados

Desde mercadona destacan que el nuevo servicio permite incrementar la eficiencia y la productividad. El sistema se basa en una tarifa de 7,21 euros por pedido, que se entregará en horario de 7:00 a 22:00 horas. Así, desde la misma aplicación se podrán localizar los productos desde las categorías o desde el buscador, que cuenta con fotografías y la información relevante de estos.

La colmena de Barcelona se establecerá con una plantilla inicial de 92 trabajadores, la mayoría de los cuales provienen de tiendas físicas de la ciudad. No obstante, desde la compañían prevén ampliar el número hasta alcanzar los 350 empleados en los próximos meses. 

Imagen de la llamada Colmena de Mercadona / MERCADONA

Imagen de la llamada Colmena de Mercadona / MERCADONA

Madrid, a partir de 2020

El nuevo espacio de la Zona Franca cuenta con un total de 10.500 metros cuadrados que han supuesto una inversión de siete millones de euros. La cadena ha destinado 2.500 metros cuadrados para la conservación de los productos frescos, que se reciben y preparan el mismo día de la entrega al cliente. Para la entrega, Mercadona cuenta con una flota de 50 vehículos de diferentes capacidades, que permiten transportar hasta 15 comandas. Estos cuentan con tres zonas de temperatura que garantizan la calidad del producto durante la fase de reparto.

La de Barcelona es la segunda colmena que Mercadona pone en marcha tras la prueba piloto de Valencia. La compañía espera que sea a principios de 2020 cuando comience a operar la de Madrid y será en los próximos años cuando el proyecto se extienda a toda España.

Destacadas en Business