Menú Buscar
Una foto de archivo de textil, Meda Week

Las inversiones del textil se centran en el Mediterráneo

El modo de producción, las comunicaciones y las infraestructuras posicionan el sur de Europa como el lugar idóneo para promocionar nuevos proyectos en el sector

6 min

La industria textil es una de las más importantes del mundo. Las mejores marcas de moda han encontrado en la órbita mediterránea una oportunidad de explotación única. Los recursos, la cultura, la mano de obra y el modo de producción se han afianzado en esos países con un éxito rotundo.

Además, la fama de la moda italiana, la importancia de Francia en la industria con sede en París, y el crecimiento de las empresas españolas en el sector han facilitado que los productores del textil se instalen en el sur de Europa.

Los países norteafricanos y de Oriente Medio como Marruecos, Líbano, Jordania, Egipto y Pakistán se presentan como los nuevos actores principales de una industria que antepone la calidad de las infraestructuras al coste de la producción.

Más eficientes que China y Estados Unidos

Expertos del sector, que acudieron al Meda Week Foro Textil del Mediterráneo, celebrado este miércoles en Barcelona y organizado por Cambra de Comerç de Barcelona con el apoyo de Fondos FEDER y de la Cámara de España, aseguraron que uno de los factores clave de la inversión en el sur de Europa se da por la eficiencia del mercado y de sus productores.

Para dicha industria es de vital importancia la cultura en que se desarrollan las comunicaciones entre empresas, algo a lo que Claudio Assenza, representante de Nastrificio de Bernardi, da gran importancia. Assenza critica el modus operandi de China y EEUU. “Las infraestructuras del Mediterráneo, la cercanía y la cultura del sur facilitan el intercambio de opiniones y productos, en cambio en esos países siempre lo ponen todo muy difícil”.

Vincent Ernoux, del ENI CBC Mediterranean Programm, destacó la importancia de países de Oriente Medio en la producción de ropa y textil. Ernoux, dirige los proyectos con mayor futuro del sector en países como Palestina, Túnez  y Jordania, que ya han firmado un acuerdo de participación para ser productores y exportadores de textil en Europa, tanto desde empresas públicas como privadas.

Las oportunidades del Mediterráneo

Si la inversión en el sector ha decidido asentarse en los países del Mediterráneo ha sido por unos encajes que no se dan en cualquier otro lugar del mundo. Assenza, que trabaja con marcas como Giorgio Armani y Jean Paul Gaultier, señaló la importancia de los factores que han marcado las decisiones de las grandes firmas para quedarse en Europa.

En primer lugar, las grandes marcas de la moda nacieron en Europa y es donde se encuentran las grandes capitales de la moda como París y Milán. Assenza aseguró que “el mercado textil siempre tiene prisa y necesita comunicaciones rápidas”, algo que ha provocado que “el sur de Europa se asiente como líder del sector”.

Las ventajas del Mediterráneo son varias. La logística es perfecta gracias a las infraestructuras y las telecomunicaciones. En la misma línea, destacó la importancia de los idiomas, y el importante papel de la Unión Europea y las facilidades que brinda. Asimismo, la oportunidad de dar empleo, el constante crecimiento de las pymes, así como el fácil acceso a los materiales textiles, nuevos y de gran calidad.

Meda Week, en el Foro Textil del Mediterráneo

La conferencia del Foro Textil del Mediterráneo de la Meda Week 

Oportunidad para las mujeres

Las mujeres juegan un papel decisivo en la industria del fashion y por ello el sector quiere brindar oportunidades a aquellas procedentes de países menos desarrollados. Francesa Liberatore --italiana-- y Din Maqdah, jordana, ambas diseñadoras de moda, participaron en la conferencia en la que destacaron la importancia de la mujer en nuevos proyectos que estén respaldados por la comunidad.

Ambas, con realidades muy distintas en sus respectivos países, ya han presentado sus nuevos diseños e, incluso, participado en la Fashion Week de Nueva York, en el caso de Francesca.

España, como gran exportadora

Talal Zahr, representante del consejo empresarial español en Líbano y conferenciante del evento, destacó el papel que España ha jugado en la última década con el crecimiento de las grandes marcas nacionales como Inditex, Mango, Desigual, Adolfo Domínguez, Rosa Clará, entre otras.

Zahr señaló la presencia del mercado español en Oriente Medio desde los años 70, algo que ha ayudado notablemente a la creación de empleo en esos países. “La industria textil del Mediterráneo es fundamental para el empleo y la economía. La innovación y el diseño predominan en el norte, y la mano de obra en el sur, por ello la colaboración debe ser mas cercana”. Y concluyó “las empresas españolas tienen más de 1.100 tiendas en Oriente Medio, mientras que países como Arabia Saudí, Emiratos Árabes, Egipto o Líbano no exportan a ese nivel, necesitamos que esos beneficios se queden en esos países para fomentar la mejora en las infraestructuras de trenes, agua y electricidad”.