Menú Buscar
Matías Carnero (d) y Camil Ros (i) en una imagen de archivo de UGT de Cataluña / CG

Matías Carnero marca su estilo al reorganizar la UGT de Cataluña

El presidente intercede para conseguir una única candidatura en la nueva federación de servicios, movilidad y consumo, liderada por el rival de Pepe Álvarez, Miguel Ángel Cilleros, a nivel estatal

3 min

UGT de Cataluña dará a partir de este miércoles otro paso en reestructurar el sindicato con el disparo de salida al congreso que dará lugar a la federación de los denominados servicios privados. Engloba desde los transportes a sectores como la hostelería, las finanzas o la limpieza y el proceso de unión es tutelado de forma muy directa por el presidente de la organización, Matías Carnero.

La agenda del colíder del sindicato --comparte la gestión con Camil Ros, secretario general-- le impidió participar en la primera fusión, la de lo Servicios Públicos. Tal y como avanzó Crónica Global, ese congreso empezó con desencuentros que fueron salvados en tiempo de descuento. Para evitar repetir la situación, Carnero ha estado al frente de la cocina para garantizar que la nueva unión “culmina con consenso”.

Reparto de sillas

Joan Piqué, secretario general de la actual federación de Servicios de Movilidad y Consumo, ha abierto finalmente las puertas al secretario de transportes, comercio y hostelería, Óscar López Chamosa, que se perfila como el vicesecretario de la organización resultante. En un primer momento se plantearon dos listas diferentes, pero el presidente de la UGT catalana se empleó a fondo para evitarlo.

Carnero afirma que quería evitar nuevos desencuentros y que ahora solo queda salvar un último obstáculo para conseguir un congreso tranquilo: repartir las sillas del secretariado. Pero eso, precisamente, ha derivado en nuevos choques internos.

Críticas al intervencionismo

El presidente ha recibido críticas de algunos sectores por “ir demasiado lejos con el intervencionismo”, mientras que otros sindicalistas incluso ven detrás la mano del secretario general de UGT confederal, Pepe Álvarez, por fiscalizar en Cataluña la sección de referencia de su principal rival en la organización, Miguel Ángel Cilleros, que saltó de transportes a la presidencia de la Federación Estatal de Servicios, Movilidad y Consumo de UGT (FeSMC-UGT) hace un mes.

Existe un consenso bastante generalizado que el verdadero problema de la integración es la diferente forma de percibir el sindicalismo de los sectores que se fusionarán.

Percepciones diferentes del sindicalismo

Transportes está muy sindicalizado, con pocos liberados a sueldo de la central y con un pulso histórico entre ferroviarios y carreteras que se resolvía según el criterio de aéreo. Todos ellos han cerrado filas con Piqué, que también recibe la bendición de parte de los trabajadores de comercio, hostelería y turismo que se unieron a Movilidad en 2014.

La estructura de esta sección era más piramidal, igual que la de Servicios Privados, y los cuadros responden a ello. Llegar a un punto de encuentro será complicado aunque nadie espera que la sangre llegue al río, especialmente hasta que no termine el congreso. Con todo, el malestar seguirá latente.