Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Presentación del estudio de la Cátedra de Sostenibilidad Energética del IEB-Universitat de Barcelona sobre las oportunidades de empleo de la transición energéticas / FUNDACIÓN NATURGY

Matemáticas y Física, las carreras del futuro en el sector energético

La Fundación Naturgy y la Universitat de Barcelona han presentado el informe sobre los empleos que demandarán las empresas con nuevas oportunidades sostenibles

3 min

Saber inglés y un buen conocimiento de ciencias y tecnología será indispensable para los trabajos del futuro a corto plazo. Este es el resumen que podría extraerse del estudio Empleos que demandará el sector energético: nuevas oportunidades sostenibles, realizado por la Fundación Naturgy y la Universitat de Barcelona (UB), tras analizar 12.571 ofertas de empleo en webs de empresas energéticas a nivel mundial.

La profesora de la UB en la cátedra de sostenibilidad energética, María Teresa Costa, ha sido clara en referencia a la formación que se demandará por parte del sector: “Matemáticas, Física y tecnología”. Estas son las tres bases para la digitalización de las compañías y la expansión internacional, y a nivel de España, como ha recordado la investigadora, se cuenta con una gran formación para hacer frente a estos puestos de trabajo solicitados.

Formación especializada

Costa ha reafirmado la apuesta española por una formación orientada a las ciencias y la tecnología. De hecho, ha remarcado que “el porcentaje de estudiantes varones en carreras tecnológicas y de ciencias está disminuyendo y su propensión marginal es menor”.

“Hay actuar sobre niñas y estudiantes de secundaria, para crear instrumentos que permitan alentar el interés de las mujeres hacia las carreras tecnológicas”, ha aseverado la profesora de la UB. No obstante, ha explicado que la apuesta de las instituciones académicas debe ser unir los conocimientos teóricos con la práctica para poder ofrecer “posgrados” o cursos especializados “que sean útiles para poder realizar su trabajo”. Es decir, apostar por la inclusión empresarial en vivo.

El problema del inglés

España siempre ha sido ampliamente criticada por el nivel de inglés entre su población. Costa ha recordado que las aptitudes demandadas en este idioma por las empresas del sector, a medio plazo, no son solo de “tener capacidad para conversar”, sino también “debatir y organizar tu trabajo como si fuera tu lengua madre”.

Este ámbito, como se explica en el estudio, no está totalmente consolidado. Aunque Costa cree que es algo peor, porque deja a los profesionales españoles “fuera del segmento global”, por las carencias en esta competencia lingüística. Esta sería la mayor debilidad formativa en España, junto a la gran apuesta de contar con “los jóvenes con el mejor manejo de técnicas digitales de Europa”.