Menú Buscar
Interior de una de las discotecas vacías en tiempos de coronavirus / EUROPA PRESS

Mascarillas y nada de bebidas en la pista: el plan del ocio nocturno para reabrir las discotecas

El sector elabora unas directrices, que están bajo la aprobación de Procicat, para la reanudación de la actividad

Esther Figueroa
6 min

El sector del ocio nocturno sigue peleando para reabrir los locales en condiciones óptimas. Después de la resolución de la Generalitat hace casi tres semanas que prohibía el baile en las discotecas catalanas, los empresarios han elaborado un plan para la reanudación del ocio nocturno en el que se pone el foco en la pista de baile: no se podrá beber en ella y la mascarilla será obligatoria en todo momento.

El plan lo han elaborado federaciones y entidades del sector del ocio nocturno a partir de los puntos tratados en la reunión presencial de este lunes, 6 de julio. En la sede del Departamento de Interior se vieron representantes del sector, del Departamento de Salud y del Procicat, entre otros. En el encuentro trataron los puntos con los que los empresarios esperan sacar a flote negocios que se han mantenido cerrados durante más de 100 días

Reapertura de las pistas de baile

Este nuevo plan pactado entre el sector y la Administración pone especial atención en una utilización razonable de las pistas de baile, siempre siguiendo unas medidas de seguridad. En los locales con un aforo superior a las 500 personas, la pista estaría delimitada y contaría con puntos de entrada y de salida claramente identificados. Además, los representantes del sector defienden que la mascarilla sería obligatoria en todo momento.

Además, proponen que en la entrada y la salida de la pista haya un vigilante de seguridad controlando que los clientes lleven la mascarilla de la manera adecuada. Este empleado también vigilaría que no se entre ningún tipo de bebida en la zona delimitada al baile para garantizar que el cubrebocas se llevará puesta en todo momento y así disminuir la posibilidad de contagio al máximo. Respecto a esto, el responsable de la Federació Catalana d'Associacions d'Activitats de Restauració i Musicals (Fecasarm), Joaquim Boadas, explica: “La nueva obligación del Gobierno de llevar la mascarilla siempre nos beneficiará para obligar a nuestros asistentes a llevarla siempre, fuera y dentro de la pista”.

Registro obligatorio de datos

Otra de las medidas propuestas en el plan para la reanudación es la venta anticipada de entradas a través de sistemas de tiques o de aplicaciones móviles. De esta manera, no solo se consigue saber las reservas para controlar el aforo de la discoteca --que llegaría a un 75% del total--, sino también tener los datos de los usuarios para poder contactarles directamente en caso de rebrote.

Esta medida será obligatoria en los locales con un aforo superior a 500 personas y opcional en discotecas de menor tamaño, aunque estas últimas también deberán registrar los datos de entrada de los asistentes por seguridad.

¿Cuándo se aprobará el plan?

Esta semana, la Generalitat pasó el plan al comité técnico de Protección Civil de Cataluña (Procicat). Si todo está bien se elevará al comité de dirección de ese organismo y será este el que le dará luz verde. Así, se permitirá una flexibilidad de la restricción del uso de la pista de baile, que es uno de los asuntos que más preocupan al sector y que provoca que muchas discotecas aún no hayan abierto sus puertas.

Pese a que se desconoce la fecha exacta en la que el plan entraría en funcionamiento, el sector se muestra optimista. “Personalmente, confío en que el plan sí que se va a aprobar porque hemos pactado unas medidas muy protectoras para la saludad y la seguridad de las personas”, expresa Joaquim Boadas. Y añade: “También necesitamos que se apruebe porque el sector está en una situación muy delicada”.

“La temporada de verano está casi perdida”

El ocio nocturno está viviendo una racha difícil por la crisis del coronavirus y, en la actualidad, a mediados de julio, aún “hay un 30% de discotecas cerradas”, asegura el presidente de Fecasarm a este medio. El sector espera que el plan se apruebe lo más rápido posible porque, en palabras de Boadas, “la temporada de verano está casi perdida, porque esta se acaba el 15 de agosto”.

Según Fecasarm, el sector acumula una gran deuda y espera que lleguen ayudas para el ocio nocturno porque, de otra manera, muchos negocios no aguantarán este 2020 sin bajar la persiana de una manera definitiva.