Menú Buscar
Escaparate de la tienda Mango en el barrio del Soho de Nueva York / MANGO

Mango se mantiene en pérdidas y suma 35 millones en 2018

La textil de la familia Andic presenta los terceros resultados seguidos del grupo en números rojos un mes después de completar la renovación del equipo directivo

08.08.2019 12:23 h.
5 min

Mango ha anunciado que ha cerrado el ejercicio 2018 con un “resultado neto de 35 millones de euros negativos”. Es el tercer ejercicio en el que la textil de la familia Andic está en números rojos, ya que en 2016 mostró una depreciación de 61 millones que se quedaron en los -33 millones un año después. Ahora, ha aumentado sus pérdidas en casi el 6%.

La compañía anuncia estas cifras casi un mes después de que el director general, Toni Ruiz, completase la renovación del equipo directivo. El gran reto de la ejecutiva liderada por Isak Andic es la de pasar página de tres años malos desde el punto de vista de los resultados.

Más ingresos que en 2017

Con todo, se deja algo de margen al optimismo. “En 2018, en un entorno complejo y en plena transformación del negocio de la moda, los clientes han valorado bien nuestras colecciones y hemos conseguido incrementar nuestras ventas, algo que no había ocurrido en años anteriores”, señala en un comunicado Ruiz.

Tal y como había avanzado, Mango ha conseguido a lo largo de 2018 que su facturación incremente el 1,8% hasta los 2.233 millones de euros. Esta cifra se queda a las puertas de los 2.260 millones que se conseguían con las ventas en 2016 y supone una buena noticia de cara a la evolución del negocio en los próximos años.

Plan estratégico

La textil también asegura que el impacto de las rebajas y las promociones ha bajado. Por todo ello, el margen bruto ha crecido en dos puntos y medio y se sitúa en el 58,5%. El ascenso de 78 millones permite llegar al punto de equilibrio, el break even point, en el resultado de explotación.

Isak y Jonathan Andic, fundador de Mango y su hijo, con el director general Toni Ruiz en primer plano / FOTOMONTAJE DE CG
Isak y Jonathan Andic, fundador de Mango y su hijo, con el director general Toni Ruiz en primer plano / FOTOMONTAJE DE CG

El resultado bruto, el Ebitda, llega a los 135 millones en 2018. Cifra que implica un avance del 17% si se compara con el cierre del ejercicio anterior. El director ejecutivo asegura que el estado del negocio actual les “permitirá cumplir con el plan estratégico y con la reducción de deuda y gastos financieros”. El pasivo se sitúa ahora en los 315 millones: en un año se han conseguido amortizar 100 millones.

Además, el grupo firmó en diciembre un acuerdo de refinanciación que le permite prolongar los plazos de amortización hasta 2023.

España, el primer mercado de Mango

La mayoría de las ventas de Mango, el 77%, tienen lugar a nivel internacional. El 23% de la caja se consigue en España, que aún es el primer mercado de la compañía.

Por líneas de negocio, Man, Kids y Violeta fueron los responsables del 18% de la facturación. La comercialización on line ha crecido el 31% (445 millones) y ya supone el 20% total de la caja. Este dato también es positivo, ya que supone superar las previsiones que tenían.

Más ventas por internet

Mango espera que el 25% de las ventas sean online en 2019 y que se llegue al 30% en 2020. Para ello cuenta con ocho almacenes logísticos que se ampliarán a nueve en septiembre, cuando esté operativo el que se construye en México. Además, se debe tener en cuenta la puesta en marcha del hub digital en el barrio del 22@ de Barcelona, donde se espera contratar a 100 ingenieros en los próximos meses.

Mango vende en 110 países y su página web está operativa en 80 de ellos. Tras la apertura de la tienda en Ucraina, el grupo continúa con su estrategia de entrar en nuevos mercados. El gran reto es llegar a los consumidores chinos, donde aterrizarán de la mano de Hangzhou Jingzhe Clothing. También ha firmado pactos con Hudson’s Bay y Macy’s para entrar en Canadá y EEUU. Todos ellos, con tiendas físicas y venta on line.