Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El nuevo hangar de Mango en Palau-solità i Plegamans / MANGO

Mango centraliza el I+D del grupo en el hangar de Palau

La firma de moda invierte 42 millones de euros en la creación de un complejo polivalente de 93.400 metros cuadrados

4 min

Mango ha anunciado la creación de un nuevo parque corporativo en su cuartel general de Palau-solità i Plegamans (Barcelona). La firma de moda invertirá un total de 42 millones de euros --cuya mitad ya se ha ejecutado con la renovación de algunos edificios-- en la sede de la compañía.

El proyecto Campus Mango ampliará la superficie de la organización en 93.400 metros cuadrados, de los cuales 61.000 estarán destinados a oficinas que acojan un centro de investigación y desarrollo de la marca de ropa. Las obras empezarán a finales del verano de 2021 y se prevé que concluyan en 2024.

Reorientación por el Covid

El anuncio de la compañía está alineado con un replanteamiento de su modelo de negocio motivado por la pandemia. El crecimiento del canal online durante los meses de encierro --tal y como la empresa adelantó a finales de 2020--, así como el nuevo formato de tiendas que empezará a desplegarse en los próximos meses están detrás de la operación.

La pandemia del Covid-19 ha impulsado una serie de cambios en el sector textil que Mango quiere aprovechar justamente para repensar su estrategia comercial a medio plazo. En este contexto se inserta la construcción del hangar anejo a las instalaciones que la marca posee en la localidad vallesana.

Prototipo de la nueva imagen de la marca / MANGO

 

Prototipo de la nueva imagen de la marca / MANGO

Complejo polivalente

En palabras de Toni Ruiz, consejero delegado de Mango, "el campus debe ser un motor de cambio para la organización". "Queremos promover un nuevo modelo de trabajo que permita a todos nuestros colaboradores trabajar de acuerdo con la estrategia de customer centricity, que debe regir todas nuestras decisiones e iniciativas", ha señalado el directivo. "El campus debe ser la plataforma de referencia para el desarrollo de la nueva moda, inspirada en el talento y la innovación", concluye Ruiz.

El espacio, distribuido en tres secciones de amplitud similar, tendrá un carácter polivalente y diáfano que permitirá adaptar los ritmos de trabajo y las necesidades de la corporación involucrando las distintas áreas de la empresa. En el edificio se explorará el concepto phygital, la propuesta innovadora a medio camino entre el entorno virtual y la compra física con que Mango quiere repensar sus establecimientos comerciales. De hecho, en la planta baja ya se ha ubicado un showroom para producto que incorpora la nueva ambientación mediterránea del catálogo de la marca.

Apuesta 'eco'

Asimismo, el campus mantendrá la apuesta por la sostenibilidad en aspectos como el aprovechamiento de la luz solar mediante placas fotovoltaicas, la instalación de puntos de carga para vehículos eléctricos y la iluminación de bajo consumo.

Por último, el nuevo complejo absorberá parte del personal de los departamentos repartidos en la propia sede de Palau y de su centro logístico en Lliçà d'Amunt (Barcelona) --en cuya ampliación la compañía invertirá otros 35 millones de euros--.