Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La economía de Cataluña se recuperará de la crisis al cierre de 2022 / EP

Madrid ampliará a dos puntos su diferencial de PIB con Cataluña tras la crisis

Las dos principales economías de España alcanzarán su capacidad productiva pre-Covid-19 al cierre de este año, antes que el conjunto del Estado

6 min

La economía catalana dejará atrás la crisis antes que la del conjunto de España, pero esto no impedirá que, al mismo tiempo, se amplíe la brecha respecto a la Comunidad de Madrid en relación con la existente antes de la pandemia. En concreto, la distancia se situará en el entorno de los dos puntos porcentuales a favor de la región central, frente al 1,3% que ya se registraba en 2019.

Tanto Cataluña como Madrid protagonizarán una vigorosa recuperación de la crisis generada por el Covid-19, que llevará a ambas a poder recuperar a finales de 2022 las cifras productivas que tenían al cierre del año anterior a la irrupción del virus.

Cataluña, a la cabeza

De acuerdo con las estimaciones publicadas por BBVA Research, la economía catalana habría registrado el pasado año uno de los crecimientos más elevados entre los de las comunidades autónomas de la España peninsular, con un 5,2% del Producto Interior Bruto (PIB).

Una proporción que se situaría levemente por encima de lo calculado por este servicio de estudios para el conjunto del país (5,1%), pronóstico muy similar a lo publicado el viernes por el Instituto Nacional de Estadística como primera estimación (5%).

Recortar distancias

Así, la evolución del PIB catalán tan sólo sería inferior a la del andaluz y el valenciano, para las que la entidad financiera prevé un crecimiento del 5,4% del PIB.

En 2021, el crecimiento de la economía de la Comunidad de Madrid se situaría en el 5% del PIB, en línea con el conjunto del país y algo por debajo del estimado para Cataluña, que recortaría así distancias, aunque sin enjugarlas del todo, y lograría progresar por encima de su rival por el cetro nacional por vez primera en los últimos años.

El factor aeropuerto

En este caso, los analistas del banco consideran que el hecho de que la recuperación del turismo urbano se haya producido de forma muy moderada ha penalizado más a la Comunidad de Madrid que a Cataluña.

“Las sucesivas oleadas del Covid-19 y, especialmente, ómicron, han penalizado de forma notable a Madrid por factores como el aeropuerto, que ha padecido las restricciones de otros países para realizar viajes al exterior, que ha afectado al sector de negocios”, señalan desde una gran consultora.

Repunte desde el verano

Sin embargo, el escenario cambia a partir del año que acaba de comenzar, en el que BBVA Research estima que las dos primeras economías de España pondrán la directa con un incremento del PIB del 5,7% en ambos casos, dos décimas por encima del que prevé para el conjunto del país.

Ambas se verán beneficiadas por la aceleración que se prevé en la economía española, especialmente en la segunda mitad del año, para la que se esperan mejores cifras de empleo, una incidencia más escasa del virus y un incremento de la actividad comercial, gracias en buena parte a la salida que se dará al ahorro generado en la época de la pandemia.

El efecto de las exportaciones

Será en 2023 donde la Comunidad de Madrid marque la diferencia, ya que los analistas de la entidad financiera prevén que la región que alberga la capital de España mantenga el elevado ritmo de crecimiento, con un 5,5%; en cambio, en el caso de Cataluña estima que elevará su producción un 5%, en línea con lo que prevé para la economía española (4,9%).

En este caso, Madrid tendrá más fácil desmarcarse de la desaceleración generalizada de la economía española, que vendrá marcada por factores como un enfriamiento de la actividad exportadora, en la que Cataluña es el referente nacional.

5.000 millones

De este modo, al cierre de 2023 la diferencia entre el PIB de la Comunidad de Madrid y el de Cataluña se situará en el entorno de los 5.000 millones de euros en términos absolutos, frente a los poco más de 4.000 millones que se registraban en 2019.

El escenario también derivará en un incremento del diferencial en cuanto al PIB per cápita, toda vez que la Comunidad de Madrid cuenta con, aproximadamente, un millón de habitantes censados menos que Cataluña.