Menú Buscar
Stephane Marceau, fundador y CEO de OMSignal, durante la presentación del nuevo sujetador en la MWC.

Los ‘wearables’ se alían con las marcas ‘fashion’

A las pulseras y 'smartwatches', se suman ahora camisetas y sujetadores inteligentes, pero siempre con un diseño atractivo

Ana Portolés
24.02.2016 18:52 h.
3 min

Año 2016. Apple y Nike crean juntos zapatillas para runners, mientras Google y Levi’s andan dando vueltas al tejano inteligente. No son ejemplos aislados. El sector de los wearables se ha dado cuenta de que no sobrevivirá sin algo de moda en sus gadgets.

“El secreto número uno del consumidor de wearables es que primero compra moda. Luego va la funcionalidad”, aseguraba Stephan Marceu, CEO de OmSignal, en su conferencia de este miércoles en el Mobile World Congress (MWC).

La moda también se tecnologiza

Cabe destacar que el interés no es solo ni principalmente de las tecnológicas: “También todas las marcas de moda buscan estar conectadas”, ha explicado Greg McKelvey, el CSO de Fossil Group. Una intención cargada de lógica si atendemos a cifras: mientras en 2012 la influencia de la tecnología en la decisión de compra era solo de un 14%, en 2014 era ya de un 50% y se estima que en 2017 sea del 80%.

McKelvey cuenta que marcas como Diesel, Armani o DKNY ya trabajan con su compañía y Marceu recuerda que hasta Ralph Lauren ha lanzado el PoloTech, la camiseta conectada a iPhone o Apple Watch que ofrece al usuario datos de su sesión de entrenamiento deportivo en tiempo real.

Ropa que conoce nuestra salud

El deporte es quizá la actividad que mejor ha acogido a los wearables. En estos momentos, estos dispositivos ya son capaces de medir nuestro sueño, forma física, actividad y nutrición, parámetros muy importantes a tener controlados por cualquier deportista.

Una de las empresas que más ha avanzado en esta área es Under Armour, que a través de su Healthbox (un pack compuesto por una pulsera, una banda de tela y una báscula) es capaz de decirnos cuánto deberíamos entrenar teniendo en cuenta nuestro estado de salud, peso o el rato que hace que hemos comido.

En otros casos, son complementos como auriculares, zapatillas como las de Nike, Asus o Adidas, o camisetas como la ya mencionada de Ralph Lauren, las que nos dan feedback sobre nuestra actividad y su repercusión en nuestras constantes vitales.

El sujetador inteligente

Para Stephane Marceau, “si queremos controlar las señales más profundas del cuerpo, no tiene sentido usar objetos externos sino las prendas que llevamos más pegadas a la piel: nuestra ropa”. Por eso ha aprovechado su paso por el MWC para presentar el primer smart bra o sostén inteligente del mundo que por fin ve la luz con el nombre de OMbra tras desechar cientos de prototipos.

Básicamente, el nuevo sujetador, disponible en varios colores, traquea la actividad de la mujer que lo usa (ritmo respiratorio, cuántas calorías ha quemado…) mediante unos sensores flexibles, para luego poderle recomendar hacer un poco más de ejercicio o parar. Es splash proof, para que los sensores no se estropeen con el sudor, y ya es posible comprarlo por unos 140 euros.