Menú Buscar
Los catalanes ahorran menos, según un estudio de Bankinter / PIXABAY

Los ahorradores catalanes invierten un 10% menos que el resto de españoles

Más de la mitad de los que tienen entre 25 y 44 años prefieren las formas de inversión digitales sobre las presenciales

5 min

El 61% de los ahorradores catalanes es inversor y tiene distribuido, entre distintos productos financieros, un capital de entre 1.000 y 50.000 euros. Se trata de un porcentaje inferior al del conjunto del Estado, donde el 71% de los ahorradores se sitúa en esa franja.

Esta es una de las principales conclusiones del Barómetro de Inversión de Popcoin, el gestor de inversión digital de Bankinter. Dentro de esta horquilla, un 38% de los inversores afirma que posee una cantidad invertida de entre 1.000 y 10.000 euros, mientras que un 23% asegura encontrarse en la franja de entre los 10.000 y los 50.000 euros.

El 60% hace aportaciones periódicas de hasta 500 euros

Preguntados por las inversiones periódicas que realizan, estas son de hasta 500 euros en el 60% de los casos, mientras que un 31% de los inversores dedica aportaciones superiores a los 1.500 euros, por encima del 20% que lo hace a nivel estatal.

Otra de las conclusiones del Barómetro se centra en que los catalanes consideran muy relevante la figura de un gestor profesional a la hora de invertir, como así lo demuestra el hecho de que el 95% cree importante contar con un gestor que le ayude a decidir y le ofrezca opciones de inversión.

Respaldo de un banco

En este sentido, y para incrementar o reforzar todavía más la confianza en los servicios de gestión, los encuestados también valoran positivamente la seguridad de contar con un banco que respalde las inversiones realizadas, ya que un 91% de los encuestados manifiesta que este aspecto es importante para ellos a la hora de tomar una decisión de inversión. 

Respecto a los productos de inversión favoritos de los catalanes, los fondos de inversión (50%) y los fondos de pensiones (48%) se alzan por encima del resto de productos financieros como, por ejemplo, las acciones (20%).

El peso de los fondos de inversión es especialmente notable entre los jóvenes de 18 a 24 años, que apuestan por ellos en un 58%, así como en la franja de edad de mayores de 55 años, que con un 57% supera de forma notable al resto de opciones.

El canal online, peso cada vez mayor

Por otra parte, el I Barómetro de Inversión de Popcoin también ha detectado una tendencia al alza de las inversiones digitales. En este sentido, el 52% de los catalanes de entre 25 y 35 años prefiere invertir de forma online, mientras que solo un 30% optaría por visitar presencialmente una oficina.

Esta evolución, que ratifica la conversión de las preferencias sociales hacia servicios digitales como los roboadvisors, también se replica en la franja de edad de entre 35 y 44 años, en la que un 51% utiliza vías digitales para decidir el destino de sus ahorros, mientras que un 37% opta por las físicas.

A mayor conocimiento, más inversión por canales digitales

Esta preferencia por los canales online también se pone de relieve al valorar, además de la edad, el grado de conocimientos financieros que tienen los ciudadanos: a mayor nivel de conocimiento, mayor inversión, generalmente, a través de canales digitales.

Según los datos del I Barómetro de Inversión de Popcoin, el 65% de los ahorradores catalanes afirma tener un conocimiento normal, con el que entiende conceptos básicos, como el significado de una acción de una empresa cotizada, los tipos de interés o un fondo de inversión.

El 12% no tiene ningún conocimiento financiero

Por su parte, un 20% asegura disponer de un conocimiento elevado, comprendiendo términos como el riesgo, liquidez de inversión o pérdida de valor.

Finalmente, solo un 2% de los entrevistados asegura entender acepciones más complejas que las anteriores y un 12% de ellos indica que no cuenta con ningún conocimiento financiero.

Así, entre quienes poseen conocimientos elevados, un 65% deja patente su preferencia por los canales online a la hora de invertir, siendo este porcentaje del 50% en el caso de aquellos con conocimientos muy elevados.