Menú Buscar
Viñedos de Torelló Mata y el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont / FOTOMONTAJE CG

Lío en el mundo del cava tras nombrar a Puigdemont cofrade

Los grandes fabricantes consideran un error politizar el sector con esa designación y lo atribuyen al responsable del grupo Torelló

4 min

Antonio de la Rosa Torelló, presidente de la Cofradía del Cava, está en la diana de las críticas de las grandes empresas del sector por investir al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, como miembro de honor de la entidad en plena contienda independentista. La polémica designación tuvo lugar el viernes 27 de mayo en un acto oficial de la Cofradía del Cava en Girona.

Las grandes marcas de cava consideran un gran error estratégico seguir invistiendo a personalidades políticas y, precisamente ahora, al jefe del Gobierno catalán. El cava ha sufrido graves problemas en los últimos años relacionados con el proceso independentista, que han supuesto boicots en el resto del mercado español.

El primer mercado

España es el mercado más importante del sector del cava, aunque exporta a 140 países del mundo. Alemania consume 33 millones de botellas (el 8,29% más que el año anterior), Bélgica, 30,1 millones; Reino Unido, 27,9 millones y Estados Unidos, 19,7 millones. Los cuatro países son los importadores más relevantes.

Fuentes del sector afirman: “El mercado más importante del cava es el conjunto de España e insistir en politizarlo con estas iniciativas es imprudente e irresponsable”. Otros fabricantes consultados tildan la iniciativa de la Cofradía de “todo un despropósito”. 

Puigdemont –agregan– debería velar por el sector del cava y evitar perjudicarlo”. Las ventas de este producto descendieron un uno por cien en el 2016 y no llegaron ni a los 1.000 millones de euros de facturación. El propio Consejo Regulador lo relacionó directamente con una caída en el mercado español.

División por dimensión

Otras fuentes del sector apuntan directamente a la división de intereses de las grandes marcas de cava y los productores medianos y pequeños. Para estos últimos, su mercado es puramente catalán o internacional, y pueden permitirse seguir con la politización sin consecuencias para su negocio. Aquí se critica la iniciativa del presidente de la cofradía, Antonio de la Rosa Torelló, integrante de la familia y cavas Torelló.

El presidente de la cofradía ya tuvo un conflicto político con la tradicional elección de la Reina del Cava, que fue criticada por la formación antisistema e independentista CUP con acusaciones de “patriarcal y machista”.

Él mismo acabó enviando un comunicado en el que se señalaba la descontinuación del evento de forma inminente.

Larga trayectoria

La vinculación de Antonio de la Rosa con la Cofradía del Cava viene de lejos. Hace 19 años fue investido como joven cofrade por los los jóvenes de la entidad y desde 2007 es miembro de la junta directiva.

Cuatro años atrás fue elegido presidente en sustitución de Bonet. De la Rosa, con 47 años, se incorporó a la empresa familiar Cavas Torelló en 1994. Dirige a dúo con su hermano la bodega que preside su madre, Ernestina Torelló.