Menú Buscar
Alberto Lavín (i), director regional de expansión e inmuebles de Lidl en Cataluña, y Pilar Díaz (d), alcaldesa de Esplugues del Llobregat, ponen la primera piedra de la transformación de Los Tres Molinos en el supermercado de referencia del grupo alemán /

Lidl destina 7,5 millones a convertir Los Tres Molinos en su supermercado de referencia

La inauguración está prevista para finales de 2018 e implicará la contratación de 40 personas, 30 de ellas de la bolsa de empleo gestionada por el Ayuntamiento de Esplugues del Llobregat

4 min

Lidl ha presentado este martes el proyecto para convertir el emblemático edificio de Los Tres Molinos, situado en la entrada sur de Barcelona, en el término municipal de Esplugues del Llobregat, en su centro de referencia en España. Invertirá 7,5 millones de euros en la transformación. Un precio en el que no se incluye la adquisición del inmueble.

Implicará su demolición parcial. El proyecto constructivo es complejo. Se deben conservar los elementos catalogados que daban nombre al restaurante Los Tres Molinos, un establecimiento que cerró las puertas en 2012, y desarrollar un nuevo edificio que cubra las necesidades de la multinacional alemana.

Contratación de 40 personas

El nuevo supermercado abrirá las puertas a finales de 2018 y el impacto laboral se resume en la contratación en un primer momento de 40 personas. De todas ellas, 30 procederán de la bolsa de empleo que gestiona el ayuntamiento de la localidad. “Será Lidl el que nos marque los perfiles que necesita”, ha detallado la alcaldesa, la socialista Pilar Díaz, en rueda de prensa.

Así será el futuro Lidl ubicado en Los Tres Molinos, un edificio icónico situado en la entrada sur de Barcelona / CG

Así será el futuro Lidl ubicado en Los Tres Molinos, un edificio icónico situado en la entrada sur de Barcelona / CG

Con cuatro plantas, 150 plazas de aparcamiento y un espacio comercial de más de 1.500 metros cuadrados, el proyecto diseñado va más allá de un supermercado. “Dada su ubicación, queremos probar nuevos conceptos a nivel tecnológico”, ha explicado Albert Lavín, director regional de expansión e inmuebles de la multinacional alemana en Cataluña.

Nuevo restaurante en proyección

Será un laboratorio de pruebas para Lidl. Se testará la reacción de los clientes ante nuevos productos o procedimientos de venta. Además, se ha proyectado un espacio gastronómico. Lavín indica que es una iniciativa que está en una fase inicial.

“Buscamos a alguien que nos lleve el restaurante”, reconoce, pero aún no han encontrado el perfil ideal. Lidl trabaja con la idea de poner en marcha este servicio en el mismo momento en que se inaugure el supermercado. Tienen como mínimo los 14 meses que durará la obra para acabar de definirlo.

Enlace peatonal entre Esplugues y Barcelona

Díaz, asimismo, ha manifestado que la multinacional se encargará de urbanizar los accesos al supermercado. Marcará un punto de inflexión en el perfil de la entrada sur de Barcelona, ya que adecuará una zona verde para que los peatones puedan ir desde zona universitaria hasta los Tres Molinos.

Resolverá una “fractura de décadas”, en palabras de Díaz. hasta ahora sólo se podía pasar del barrio de Barcelona al de Esplugues, dos zonas residenciales de ambas ciudades, con vehículo rodado. El Área Metropolitana de Barcelona (AMB) también tendrá un papel en esta parte del proyecto. Ha diseñado un carril bici para el nuevo corredor verde.