Menú Buscar
Josep González (centro), presidente de Pimec, junto al responsable de economía y empresa de la patronal, Modest Guijoan (derecha), y el coordinador técnico de Gesop, Daniel Solís (izquierda)

Las pymes industriales catalanas, optimistas

El 72% de las empresas de menores dimensiones prevén incrementar su actividad en el ejercicio que acaba de empezar

3 min

Las pymes industriales catalanas contemplan con optimismo el año 2016. Las empresas de como mucho 250 trabajadores esperan incrementar la actividad (el 72,3%), exportar más (52,2%), reforzar el plan de inversiones (41,8%) y, en menor medida, la plantilla (34,2%).

Así lo afirma Pimec, la patronal de pymes liderada por Josep González, en su primer informe sobre la evolución de las empresas del sector industrial realizado en colaboración de Gesop. La muestra ha incluido a 400 compañías, a las que se encuestó entre el 13 de noviembre y el 1 de diciembre.

Distancia de la incertidumbre política

La conclusión inicial a la que llega la patronal es que “la economía avanza por sobre de los follones políticos que hemos tenido en el país a lo largo de 2015”, manifestó González en la presentación del documento.

Una muestra de “cierta italianización” del país, en el que la clase empresarial toma distancia de los hitos políticos, según la valoración del presidente de Pimec.

Creación de empleo, capítulo penidente

En cuanto a los datos específicos, el capítulo pendiente de resolver es de nuevo la creación de empleo. El fin de la crisis ha implicado un frenazo en la destrucción de ocupación en las pymes industriales, uno de los sectores que más ha sufrido al pasar de más de 650.000 empleos a 450.000 en Cataluña, en palabras del responsable de economía i empresa de la patronal, Modest Guinjoan.

La tendencia actual es la consolidación de los trabajadores que se han quedado en plantilla. El estudio muestra cómo el 44,9% de las pymes industriales mantuvieron su nivel de ocupación en 2015, mientras que el 41,2% lo incrementó y el 13,9% restante aplicó ajustes. La radiografía varía al analizar el grado de modificación real. Las que han reducido empleos lo han hecho en mayor grado (14% de media) que las que han contratado a más personal (10,6% de media).

La consolidación es de nuevo la tónica dominante en las previsiones del ejercicio que acaba de empezar. El 60,4% de los encuestados considera que mantendrá el empleo, mientras que el 34,2% prevé incrementarlo y el 5,4% restante afirma que deberá realizar despidos.

Mayor exportación

El nivel de exportación se mantiene alto. El 52,2% de las pymes industriales afirman que en 2016 abrirán nuevos mercados, mientras que el 43% prevé consolidar los actuales y sólo el 4,8% estima una reducción.

El incremento de las ventas exteriores ha sido importante en los últimos ejercicios. Con todo, el mercado catalán aún tiene un pese relevante en la distribución de la facturación de las pymes industriales analizadas. El 43% de ellas era su principal destino geográfico, seguido de España (25,2%), la Zona Euro (21,3%) y el resto de mercados internacionales (10,6%).

“En ocho años de crisis y de consumo interno muy bajo, los empresarios han hecho bien los deberes y no paran”, sentenció González. La tendencia es positiva, por lo que consideran que el optimismo está justificado.