Menú Buscar
El Banco de España ha anunciado los datos de la deuda pública del primer trimestre de 2016.

La deuda pública española supera por primera vez el 100% del PIB

En marzo subió en 14.000 millones, el mayor repunte desde mayo de 2014, y se situó en 1,095 billones de euros

Redacción
2 min

La deuda del conjunto de las administraciones públicas subió en marzo en 14.031 millones, el mayor repunte desde mayo de 2014, y se situó en 1,095 billones de euros, lo que supone alrededor del 101% del PIB.

Según los últimos datos del Banco de España publicados este miércoles, en tasa interanual la deuda pública repuntó un 4,1% en marzo, por encima del ritmo de crecimiento observado el mes precedente, del 3,4%, mientras que con respecto al cierre del pasado año, creció cerca del 2,1%.

La deuda no para de crecer

Este ratio de deuda (101,03%) está calculado partiendo del crecimiento en volumen del PIB publicado por el INE el pasado 25 de febrero, que lleva a un PIB de 1,081 billones en 2015, y supera el objetivo de deuda del Gobierno para todo el año, situado en el 99,1% del PIB, de acuerdo con el último programa de estabilidad.

Desde el inicio de la crisis económica en 2008, la deuda del conjunto de las administraciones públicas no ha dejado de crecer y así lo hizo también en el conjunto de 2015, aunque en porcentaje del PIB cayó por primera vez desde ese año. El Gobierno prevé que empiece a reducirse a partir de 2016, con una tasa del 99,1% del PIB hasta 96% en 2019.

La UE debate hoy si sanciona a España

Precisamente hoy la Comisión Europea debate si inicia el proceso para sancionar a España por incumplir el objetivo de déficit establecido para 2015, que podría suponer una multa de aproximadamente 2.000 millones de euros. Asimismo, también estudia conceder una prórroga para cumplir con el objetivo de reducir el desequilibrio presupuestario por debajo del 3%.

El colegio de comisarios del Ejecutivo comunitario publicará sus recomendaciones específicas para cada Estado miembro y discutirá previsiblemente si España y Portugal no han tomado acciones efectivas para cumplir con las cifras presupuestarias pactadas con Bruselas. No obstante, la Comisión no ha descartado que se pueda posponer una decisión al respecto.