Menú Buscar
Varios clientes de una tienda de ropa / EFE

La demanda interna mantiene el buen ritmo de la economía

El PIB habría repetido un crecimiento del 0,8% en el último trimestre del año, lo que supone una media del 3,2% para 2015

Redacción
3 min

La economía española habría crecido al mismo ritmo en el último trimestre del año que en el tercero, al 0,8%. La cifra supone que no ha habido debilitamiento del PIB en la última parte del ejercicio, como se temía, y que su crecimiento anual habría sido del 3,2%.

El Servicio de Estudios del BBVA (BBVA Research) considera que la actividad ha encontrado soportes tanto internos como externos: desde los bajos precios del petróleo, la mejora paulatina de la demanda europea y la política del Banco Central Europeo (BCE).

Los analistas del banco consideran que, por el momento, la marcha de la economía española no se deja influir por las incertidumbres del panorama internacional en lo que se refiere a los mercados emergentes, y tampoco en lo que tiene que ver la situación política interna.

Las reformas

A nivel interno, el BBVA señala tanto elementos transitorios como estructurales, como el tono expansivo de la política fiscal, las repercusiones de algunas reformas económicas y los cambios en la estructura productiva.

En este contexto, la entidad cree que los datos muestran que la recuperación continúa y que no hay aún efectos significativos de la mayor incertidumbre en los países emergentes, la volatilidad de los mercados de capitales y el contexto político interno. La demanda doméstica volvió a ser el principal soporte del PIB en la última parte del año pasado.

El consumo, en cabeza

El consumo de los hogares lideró de nuevo la recuperación al crecer a una tasa similar a la registrada el trimestre anterior, mientras que la inversión en maquinaria y equipo mostró una desaceleración.

Dentro de la demanda externa, las exportaciones continuaron creciendo al cierre de 2015, aunque a un ritmo menor que el de los primeros nueve meses del año. La inversión residencial volvió a crecer.

Déficit difícil de alcanzar

La recuperación cíclica continúa siendo el soporte de la reducción del déficit público, aunque la entidad cree que los datos observados evidencian la dificultad para cumplir los objetivos presupuestarios (4,2% al cierre de 2015).

El empleo, en cambio, se recuperó en la parte final del año pasado, puesto que el número de afiliados se aceleró significativamente tras la atonía del tercer trimestre. Además, la contratación volvió a aumentar y se mantuvo el ritmo de disminución del desempleo registrado.