Menú Buscar
Andrea Enria, presidente de la Autoridad Bancaria Europea (EBA, por sus siglas en inglés), en una imagen de archivo.

La banca italiana sortea el test de estrés con la excepción del rescatado Monte dei Paschi

Las seis grandes entidades españolas superan sin problemas la prueba de solvencia de la Autoridad Bancaria Europea

Redacción
6 min

Cuatro de los cinco principales bancos de Italia han superado el test de estrés de la Autoridad Bancaria Europea (EBA, por sus siglas en inglés). La excepción es el Monte dei Paschi de Siena (MPS), el más antiguo del mundo. Unicredit, sobre el que había serias dudas, pasa con suficiencia el examen con un CET 1 (ratio que mide el porcentaje de capital de calidad frente a activos de riesgo) del 7,1%.

Según los resultados de la EBA, el test más severo también lo han superado Ubi (8,85%) y Banco Popolare (9%), aunque todos ellos quedaron por debajo de la media europea del 9,4%. En el primer lugar de los cinco bancos italianos se sitúa Intesa Sanpaolo, con un CET1 del 10,21% en la hipótesis más adversa considerada.

Rescate firmado

El MPS, sin embargo, cerró un rescate privado durante la jornada del viernes con el objetivo de sortear los malos resultados del examen. El Monte dei Paschi mereció un -2,23 % en la calificación CET1 en la hipótesis más adversa. El banco florentino se situó por lo tanto por debajo del umbral del 4,5% que superaron en el peor de los casos los otros cuatro bancos.

El Monte dei Paschi firmó una ampliación de capital de 5.000 millones y puso en venta una buena parte de los créditos morosos para mejorar la difícil situación en la previa de la publicación de los resultados.

Calma

El Banco de Italia, en una primera reacción nada más conocerse los resultados de los test de estrés, resaltó que el MPS sí superó las pruebas en la hipótesis de base y recordó que la entidad está sometida "desde noviembre de 2013 a un plan de reestructuración aprobado por la Comisión Europea".

Tampoco ha superado la prueba el irlandés Allied Irish Banks, con una calificación del 4,31% (la nota de corte es del 5,5%).

Buen resultado de la banca española

En contrapartida a esta situación, los seis bancos españoles fiscalizados por la EBA han pasado la prueba sin problemas. Como ya se había filtrado, las entidades están por encima del límite para considerarse un mal resultado. Incluso Banco Popular, cuya operación para inyectar 2.500 millones en las cuentas de la entidad en junio no se ha tenido en cuenta, supera esta línea.

El banco presidido por Ángel Ron ha obtenido el 6,6% según las estimaciones más pesimistas del regulador: con el escenario adverso en 2018 en una ratio fully loaded. Es decir, si se aplicaran todas las normas de solvencia que deben entrar en vigor en los próximos años. Es la nota más ajustada de todos los grupos financieros españoles analizados, aunque la entidad ha advertido en un hecho relevante a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que habría obtenido el 9,95% si se hubiera tenido en cuenta la operación financiera. 

En el nivel de máxima calidad, habría obtenido el 13,1% frente al 7% en un escenario adverso; mientras que en el escenario base de la ratio fully loaded la capitalización avanzaría hasta el 10,2%.

Bankia, el más capitalizado

BFA-Bankia, la matriz del banco presidido por José Ignacio Goirigolzarri, es el que pasa el examen con mejores notas. Su capitalización asciende hasta el 14,6% en el escenario base y se mantiene en el 10,6% en el adverso en la ratio transitoria y es del 13,7% y del 9,6%, respectivamente, en la fully loaded.

Santander y BBVA han obtenido unos resultados parecidos. El banco encabezado por Ana Patricia Botín se encuentra en una ratio de capitalización del 12,7% en el base y del 8,7% en el escenario adverso en la primera de las casuísticas analizadas por la EBA y del 10,2% y del 8,2%, respectivamente, si se analiza la ratio fully loaded; mientras que la entidad capitaneada por Francisco González ha obtenido el 12% y el 8,3% en el primer escenario y el 10,3% y el 8,2% en el segundo.

Caixabank y Sabadell

En cuanto a los dos bancos catalanes, Criteria-Caixa (Caixabank) está más capitalizada que el Sabadell en la ratio CET1 Transitoria, ya que ha obtenido el 11,7% en el escenario base y el 9,0% en el adverso frente al 11,7% y al 8,2% del grupo financiero que encabeza Josep Oliu.

Los papeles se intercambian en la ratio fully loaded: la holding de Caixabank consigue el 9,7% de capitalización en el escenario base y el 7,8% en el adverso, mientras que Banco Sabadell le supera con el 11,7% y el 8,0%, respectivamente.

Críticas sobre la efectividad

La publicación de los resultados del examen a las 51 entidades europeas --un número menor que otros años porque solo se ha examinado a los grandes porqué ya se tiene tomado el pulso al sector-- se ha realizado entre críticas sobre la efectividad real de las pruebas del EBA para detectar los problemas de la banca europea. Los interlocutores financieros consultados destacan que solo se requieren esfuerzos en el capital sin tener en cuenta los verdaderos retos actuales del sector.

Entre ellos, cómo evoluciona el negocio tradicional en un escenario de tipos negativos o la rentabilidad real de los productos y servicios asociados que sustentan la cuenta de resultados; además de no considerar elementos externos que pueden hacer tambalear una entidad como, por ejemplo, los efectos colaterales del Brexit.

La hora y el día que se ha elegido para publicarlos, a partir de las 10 de la noche del viernes en el que se inicia la operación salida en todo el continente, es una muestra más, según los mismos interlocutores, de la transcendencia real que se quiere dar a las pruebas de solvencia de la EBA.