Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Nueva sede de la startup Kleta en Poblenou (Barcelona) / CEDIDA

Kleta se traslada a una nave de 700 metros para duplicar sus clientes en 2022

La startup de suscripción de bicicletas busca nuevos mercados dentro y fuera de España para consolidar su crecimiento

3 min

La startup de suscripción de bicicletas Kleta ha inaugurado una sede de 700 metros cuadrados en Sant Martí (Barcelona) para afrontar su próxima fase de crecimiento. Este espacio albergará las oficinas centrales y el taller de reparaciones de la empresa emergente.

Kleta prevé doblar tanto su facturación como sus más de 1.500 usuarios a lo largo de este año. Para ello, aumentará su plantilla de 33 a 50 trabajadores y se implantará en otras ciudades tanto dentro como fuera de España --en el exterior, la compañía está sondeando plazas como París--. Actualmente, las bicis de Kleta pueden contratarse en Barcelona, Sevilla y Valencia.

Propuesta de valor

La firma ofrece distintos planes de suscripción de bicicletas tanto eléctricas como mecánicas para usuarios primerizos que quieren integrar este medio de transporte a sus desplazamientos cotidianos.

El consejero delegado y cofundador de Kleta, Falk Siegel, ha recalcado que la startup no compite con alternativas como Bicing o los operadores de alquiler turístico de bicicletas. "Desde los inicios tenemos claros nuestros objetivos: la sustitución de los vehículos de combustión por la bicicleta, sobre todo en las grandes ciudades, responsables de gran parte de la contaminación proveniente de gases de combustión", ha comentado.

2,4 millones en inversión

La startup fue fundada en Barcelona en 2020 por Siegel y Diego Casabe, ambos extrabajadores de Badi, y cuenta con dos tiendas en la capital catalana localizadas en los barrios de Gràcia y El Clot.

Hasta la fecha, la empresa ha cerrado dos rondas de inversión: una primera liderada que contó con el futbolista del FC Barcelona, Marc ter Stegen, por un importe de 400.000 euros, y otra operación de tipo semilla por un montante de dos millones de euros liderada por el Fondo Bolsa Social de Banco Sabadell y el deportista Marc Gasol. La privada destinará estos recursos a la búsqueda de nuevos mercados y el lanzamiento de nuevas opciones, como una bicicleta eléctrica plegable actualmente en fase de pruebas.