Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Elon Musk, una de las grandes fortunas del mundo e inversor activo en bitcoin / EP

Los jefes de Tesla y Twitter sacuden Washington al alentar la volatilidad del bitcoin

La Administración norteamericana lanza mensajes de alarma por el carácter especulativo de la criptomoneda, impulsado por la intervención de inversores como Elon Musk y Jack Dorsey

5 min

La cotización del bitcoin ha entrado en una espiral de auténtica locura con el inicio del año, en el que el carácter ya de por sí especulativo de la más célebre de las criptomonedas se ha radicalizado hasta el extremo, hasta el punto de que ha hecho encender las alarmas en la Administración norteamericana. Detrás de los últimos movimientos del bitcoin se encuentran algunos de los ejecutivos más poderosos del país, como el fundador y consejero delegado de Tesla, Elon Musk, y el primer ejecutivo de Twitter, Jack Dorsey.

El bitcoin ha protagonizado bruscos movimientos en las últimas jornadas, con un desplome del 22% en apenas unas horas al comienzo de la semana, justo después de alcanzar sus máximos históricos, nada menos que en 58.356 dólares. Posteriormente volvió a dispararse para recuperar con creces la cota de 50.000 dólares.

Subida en vertical

Desde que se inició 2021, hace apenas siete semanas, la cotización de la criptomoneda se ha disparado un 70%; en los últimos doce meses, su revalorización supera el 400%. Tras el último desplome que protagonizó al inicio de la semana, pronto acudieron a su rescate ilustres inversores, “sospechosos habituales” a la hora de mover tan peculiar mercado.

Tras el descenso prácticamente en vertical, el bitcoin resucitó el pasado martes cuando la fintech Square anunció una inversión próxima a 170 millones de dólares para adquirir bitcoins a un precio por encima de los 51.000 dólares. Square está controlada por Dorsey, un firme defensor de la criptomoneda, especialmente para su empleo en el ámbito de internet.

La influencia de Musk

La firma tecnológica precisó que los bitcoins ya suponen cerca de un 5% de sus activos y que la intención es que la proporción no quede ahí.

Otro de los entusiastas del bitcoin es Elon Musk, que ha ocupado durante unas semanas el trono de la primera fortuna del mundo, aunque ha vuelto a ser superado por el fundador de Amazon, Jeff Bezos. A raíz del episodio de Gamestop, también relacionado con la especulación en los mercados y que provocó pérdidas milmillonarias a hedge funds y cientos de inversores minoritarios, Musk también estimuló los movimientos en torno a la cotización del bitcoin simplemente con hacer referencia a la criptomoneda en sus redes sociales.

La advertencia de Yellen

El asunto ha llegado hasta las más altas esferas en EEUU. En concreto, la secretaria de Estado del Tesoro, Janet Yellen, quien ya ha advertido en público del peligro que supone para los pequeños accionistas apostar por un activo con una volatilidad tan endiablada.

Además, Yellen también hizo hincapié en las acusaciones que se vierten habitualmente sobre el bitcoin y su utilización para negocios relacionados con el narcotráfico o el contrabando de armas.

El caso de MicroStrategy

En las últimas semanas, el bitcoin también se ha hecho notablemente célebre por el efecto que ha tenido en la cotización de una pequeña compañía de software para empresas denominada MicroStrategy. Tras anunciar que estaba acumulando posiciones en la criptomoneda, el precio de sus acciones se disparó de forma prácticamente incontrolable. En apenas unas semanas, su capitalización bursátil se elevó un 600%, hasta superar los 7.000 millones de dólares.

Por el contrario, en los últimos diez días, MicroStrategy se ha visto arrastrada por los movimientos especulativos del bitcoin, en un efecto contagio que le ha llevado a perder más de un 40% en este periodo. Todo un ejemplo del peligro que supone ligar la trayectoria de una empresa a su apuesta por este activo.

Destacadas en Business