Menú Buscar
Jordi Baiget, consejero de Empresa de la Generalitat en una imagen de archivo / CG

IREC: otro frente entre el Estado y la Generalitat

Jordi Baiget, ‘conseller’ de Empresa, denuncia que el Gobierno central incumple desde 2013 sus obligaciones económicas como patrono del instituto de I+D centrado en el campo de la energía

19.03.2017 00:00 h.
4 min

El conseller de Empresa y Conocimiento, Jordi Baiget, ha denunciado que el Estado incumple desde 2013 sus obligaciones económicas como patrono del Institut de Recerca en Energia de Cataluña (IREC). Eso ha llevado la situación económica de la organización el límite, tal y como denunció el político de CDC en la última reunión de la comisión parlamentaria del departamento que encabeza. Los problemas económicos son tales que la dirección presentó hace un mes una reestructuración para aliviar el gasto fijo de plantilla.

Las condiciones del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) están en negociación. La intención inicial es que afecte a 11 de los 108 trabajadores que actualmente trabajan en esta entidad, presidida por Joan Ramon Morante.

El IREC impulsa varios proyectos científicos y tecnológicos que tienen como objetivo identificar los retos energéticos del futuro y propiciar una solución. Todos ellos, a largo plazo y con una estrecha vinculación con el mundo académico y empresarial.

Patronato público-privado

De hecho, el patronato que rige el instituto está formado por representantes de los tres ámbitos. Además del departamento de Empresa y Conocimiento de la Generalitat y dos instituciones dependientes del Estado --el Ciemat y el IDAE--, hay patronos de las tres universidades catalanas y de las principales empresas con intereses en la zona.

La Universidad de Barcelona, Universidad Politécnica de Cataluña, la Universidad Rovira y Virgili de Tarragona y Endesa, Gas Natural Fenosa, Fundación Repsol, Enagás, Compañía Logística de Hidrocarburos y Alstom Renovables España.

Creación en 2008

El IREC se creó en 2008. El convenio que se firmó en ese momento marcaba un periodo de siete años en el que todos los patronos se comprometían a financiar la puesta en marcha del instituto de I+D. A partir de 2015, la estructura debía funcionar de forma parecida a cualquier otra organización profesional en este sentido.

Es decir, con una inyección de fondos públicos que cubriera los llamados fondos bases (costes de administración, el alquiler de instalaciones y los suministros) y que los proyectos iniciados cubrieran la factura de las horas de los investigadores y el material. Pero la hoja de ruta se torció en el curso 2009-2010, según los portavoces de la conselleria. Parte de los fondos estatales dejaron de llegar a la organización.

A todo ello, se sumó que las aportaciones privadas fueron menores de lo previsto por la crisis.

1,4 millones presupuestados

Ante esta situación, Empresa incrementó su partida para el IREC desde los poco más de 200.000 euros planificados hasta los 1,4 millones de euros. Esta es la cantidad incluida en el proyecto de presupuestos que está en negociación.

No serán suficientes para sufragar los costes básicos. La Generalitat desarrolla un plan de viabilidad para el instituto en el que se incluye el ERE. Además, reclama el “apoyo de todas las administraciones” que forman parte del patronato. Si todos cumplen con los compromisos adquiridos, indican que el recorte en el centro de I+D de energía sería menor. 

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información