Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Puesto del mercado de La Boquería durante la pandemia de coronavirus / EP

El INE recorta siete décimas el hundimiento del PIB y confirma la entrada en recesión

La economía española cayó hasta el 17,8% durante el segundo trimestre por el impacto del estado de alarma derivado de la pandemia

3 min

El Instituto Nacional de Estadística (INE) ha rebajado en siete décimas el desplome el PIB español durante el segundo trimestre de 2020, hasta el 17,8%. El dato se mantiene como la mayor caída trimestral en la serie histórica que arranca en 1970. En cifras interanuales, la caída queda en el 21,5% frente al 22,1% que se avanzó a finales de julio.

Con estos datos, el INE confirma la entrada en recesión de España tras dos trimestres consecutivos en negativo derivados del estado de alarma por la pandemia de coronavirus. Esta es la tercera vez en lo que va de siglo que la economía española retrocede de esta forma. La primera tuvo lugar en el cuarto trimestre de 2008 y la segunda, en el segundo trimestre de 2011, que se mantuvo hasta el cuarto trimestre de 2013.

Retroceso de la demanda interna

La demanda interna fue la más castigada con un descenso de 18,8 puntos a la variación interanual del PIB en el segundo trimestre, tasa 14,9 puntos inferior a la del primer trimestre. Por su parte, la demanda externa restó 2,7 puntos, lo que supone 2,5 puntos menos que en el trimestre pasado.

Los datos también muestran un hundimiento del consumo de los hogares del 20,4%, sin precedentes en la serie histórica aunque mejora los datos avanzados, que eran más pesimistas. Por el contrario, el gasto público aumentó entre abril y junio el 0,3%, mucho menos de lo que lo hizo en el primer trimestre (+1,3%), mientras que el dispendio en consumo de las instituciones sin fines de lucro y al servicio de los hogares avanzó el 0,2%, en contraste con el retroceso del 0,9% del trimestre previo.

Récord de inversiones

La inversión, por su lado, registró en el segundo trimestre un recorte histórico del 22,1%, con caídas del entorno del 22% o superiores tanto en el caso de la vivienda (-22,6%) como en maquinaria y bienes de equipo (-28,6%).

El INE señala que la situación provocada por el coronavirus hace que ciertas variables, como las horas efectivamente trabajadas, sean más relevantes en los momentos actuales a la hora de medir la evolución del empleo. "Se considera que esta variable, frente a los puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo, es la que refleja de manera más clara los efectos inducidos en el empleo por la pandemia y las sucesivas medidas adoptadas", apunta.